En directo
    Noticias

    OPOSITORES RUSOS ESPERAN PROVOCACIONES

    Noticias
    URL corto
    0 1 0 0

    En Moscú se inaugura el martes, en vísperas de la cumbre del G-8, una conferencia llamada ‘La Otra Rusia', en la cual podrían participar en principio los funcionarios de siete países más industrializados del planeta. La delegación de EE.UU. será la más representativa y estará presidida por dos subsecretarios de Estado, según ha anunciado William Burns, embajador norteamericano en Rusia.

     

    Los organizadores del foro opinan que la reunión del G-8 en San Petersburgo difícilmente aportará resultados buenos. ‘No nos hacemos muchas ilusiones con respecto a la capacidad de los líderes occidentales para negociar con Putin e incluir en este regateo el tema de la democracia en Rusia - señala Garry Kasparov, dirigente del Frente Cívico Unificado -. El señor Bush o la señora Merkel defienden los intereses de ciudadanos propios... No podemos pasarles una reclamación por ello'.

    Kasparov señala que el embajador británico en Moscú ha anunciado su firme intención de intervenir en el foro, a diferencia de los representantes de Canadá y Alemania que han rehusado hacerlo alegando que no pueden comentar la política interna de Rusia. Desde Francia no ha llegado respuesta alguna, y en cuanto al Japón, todavía se ignora quién va a representarlo. El ministro de Exteriores ruso Sergey Lavrov ha declinado la invitación, por una agenda muy apretada.

    La celebración de la conferencia, según el Comité organizador, es financiada por ciudadanos particulares rusos y dos ONG extranjeras: National Endowment for Democracy y Open Society Institute. ‘En total, son varios millones de rublos' - precisa Alexander Osovtsov, uno de los miembros del Comité.

    Los organizadores no descartan provocaciones durante el evento. ‘A mí no me extrañaría nada - confiesa Osovtsov -. Ni que llegaran alarmas de bomba por teléfono, ni que los militantes de algunas organizaciones juveniles intentasen irrumpir en la sala'.

    El dirigente de la Unión rusa de Fuerzas de Derecha, Nikita Belykh, se negó el lunes a comparecer en la conferencia diciendo que no quiere participar en un mismo foro con Eduard Limonov, líder del Partido Nacional-Bolchevique.

    Georgy Satarov, miembro del Comité organizador y presidente de la Fundación Indem, calificó esa negativa como ‘ingenuo intento de salvar la cara ya perdida'.

    Las organizaciones Yabloko y Patria habían descartado su participación en ‘La Otra Rusia' anteriormente.

     

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik