En directo
    Noticias

    LA SELECCIÓN FRANCESA RENUNCIÓ A DESFILAR POR LOS CAMPOS ELÍSEOS

    Noticias
    URL corto
    0 0 10

    TeleSUR / 10/07/2006

    La selección francesa de fútbol no desfiló el lunes por los Campos Elíseos de París, en contra de lo anunciado previamente, y sus integrantes se limitaron a saludar desde el balcón de un edificio para agradecer el apoyo de los aficionados.

    La Federación Francesa de Fútbol decidió cancelar el desfile, que había sido autorizado por el Ayuntamiento de París.

    La decepción por la derrota contra Italia en los penaltis ha sido el factor determinante para esta decisión, aunque tras el partido, el seleccionador Raymond Doménech adelantaba que él no era partidario de una medida que se había anunciado previamente.

    Los jugadores llegaron a París, procedentes de Alemania, y almorzaron con el presidente de la República, Jacques Chirac, en el Palacio del Elíseo.

    Luego se trasladaron al la Plaza de la Concordia y se asomaron al balcón para saludar a los aficionados que aplaudieron a los subcampeones mundiales.

    Por otra parte, el partido de la final fue visto por 22,14 millones de personas en Francia, con una cuota media de audiencia televisiva del 80,3 por ciento, aunque en la tanda de los penaltis subió a veinticinco millones.

    La audiencia registrada es casi 100.000 personas inferior a la de la semifinal entre Francia y Portugal, que ha sido el programa más visto en una cadena de televisión francesa desde que entró en funcionamiento el sistema medidor en 1989, informó la compañía que lo gestiona.

    Chirac le rinde homenaje a Zidane en el Elíseo

    El presidente francés, Jaques Chirac, rindió un homenaje particular a Zinedine Zidane, en una recepción a todos los jugadores de la selección francesa en la que evocó, pero de forma indirecta, su expulsión en la final del Mundial.

    Chirac le manifestó durante su discurso a Zidane el "respeto", "la admiración y la afección" en nombre de "toda la nación", "en el momento más intenso, tal vez en el momento más duro de su carrera".

    "Es usted un virtuoso, un genio del fútbol mundial. Es también un hombre de corazón, de compromiso, de convicción y por eso Francia le admira y le quiere", afirmó el presidente durante un breve discurso en los jardines del Palacio del Elíseo poco antes de ofrecer un almuerzo en honor de los futbolistas.

    Al conjunto de la selección, le dijo que "nos habéis hecho vivir momentos inolvidables" y nos habéis dado una inmensa felicidad y también un inmenso orgullo".

    "Habéis mostrado calidades excepcionales y antes que nada el espíritu de equipo fue vuestro muro contra la duda al comienzo de la competición", señaló en alusión a la decepción por el nivel de juego en la primera fase del Mundial.

    Al entrenador, Raymond Domenech, le calificó que "formidable arquitecto de este magnífico resultado".

    El único de los jugadores que falló en el acto del Elíseo -al que también acudieron muchas de sus parejas- fue el portero francés, Fabien Barthez.

    La llegada del autobús de los futbolistas desde el aeropuerto de Roissy Charles de Gaulle hasta la residencia presidencial estuvo rodeada por una gran expectación y fue retransmitida en directo por la televisión pública.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik