En directo
    Noticias

    RUSIA NO VA A ROMPER CON SU "ADICCIÓN AL PETRÓLEO"

    Noticias
    URL corto
    0 2 0 0

    Los altos precios de los agentes energéticos le permiten a Rusia vender menos, ganando más. El saldo positivo del comercio exterior del país crece a ritmo vertiginoso. Rusia se ha instalado sólidamente en el punto de la aguja petrolera, y de momento no piensa irse de allí.

    Según datos del Servicio Aduanero Federal, de enero a mayo de 2006 se marcó un nuevo récord: las exportaciones rusas excedieron las importaciones en 73,2 mil millones de dólares, contra los 55,3 mil millones registrado en el período análogo de 2005. En la estructura mercantil de las exportaciones, la parte correspondiente a los artículos que produce el complejo energético aumentó más del 7%, alcanzando el 71,2%.

    Pero mientras que los vendedores de agentes energéticos se sienten perfectamente, otros exportadores empiezan a vender menos: la venta de los metales y artículos fabricados de metales, bajó casi el 5% , y la de los productos químicos y la maquinaria, el 07 y el 0,3%, respectivamente.

    En opinión de la experta Natalia Volchkova, del Centro de Estudios de Economía y Finanzas, el componente de materias primas de las exportaciones rusas sólo va a crecer en los próximos años. Según científicos, la estructura de las exportaciones empezará a diversificarse en  el país sólo después de alcanzarse un PIB de 8-9 mil dólares per cápita, el que actualmente es de 3-3,5 mil. Pero vamos a recorrer este camino más rápido que el promedio estadístico de los países, gracias al potencial intelectual de Rusia, dijo ella.

    El socio comercial más grande de Rusia es la Unión Europea, su parte en el comercio exterior ruso aumentó el 1,5% en los primeros cinco meses de 2006, situándose casi en el 55%, mientras que la de los países de la CEI se redujo casi el 1%. No se debe buscar motivos políticos en ello. Es que los países de la CEI juntos tienen menos peso que Alemania como consocios comerciales de Rusia, añadió.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik