En directo
    Noticias

    ¿CUÁNDO IRÁN DARÁ RESPUESTA: EN AGOSTO O EN JULIO?

    Noticias
    URL corto
    0 0 10

    Piotr Goncharov, RIA Novosti. Como era de esperar, el problema de Irán centró la atención de los ministros de Exteriores del G8 reunidos en Moscú el jueves pasado en el marco de los preparativos de la reunión en la cumbre del Grupo que se celebrará en San Petersburgo.

    Piotr Goncharov, RIA Novosti. Como era de esperar, el problema de Irán centró la atención de los ministros de Exteriores del G8 reunidos en Moscú el jueves pasado en el marco de los preparativos de la reunión en la cumbre del Grupo que se celebrará en San Petersburgo.

     

    Concretamente, se trató de la ausencia de la respuesta por parte de Teherán a las propuestas que le dirigió el "sexteto" de los negociadores sobre el problema nuclear (Rusia, EE UU, China, Gran Bretaña, Francia y Alemania). Los reunidos  le exigieron  casi en forma de ultimátum dar respuesta no hacia mediados de agosto, como lo declara la parte iraní, sino el 5 de julio, a más tardar. Es que los líderes del G8 quieren conocer la reacción de Irán hasta comenzar su reunión en San Petersburgo (15 de julio).

    "Nos decepciona la falta de la reacción oficial de Irán a esta positiva iniciativa. Esperamos oír una respuesta concreta durante la reunión del Alto Comisionado de la UE, Javier Solana, y el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Larijani, fijada para el 5 de julio", dice una declaración emitida por los titulares de Exteriores del G8.

    Teherán, fiel a su tradición de sostener negociaciones al borde del fracaso, a ese cuasi ultimátum respondió con una cuasi demarche. "La respuesta se dará en agosto, pero no puedo decir si a comienzos o a mediados del mes. La respuesta de la República Islámica al paquete de propuestas ofrecido será franca y enjundiosa", manifestó en la sede de la ONU el titular de Exteriores de Irán, Manuchehr Mottaki.

    Verdad que Mottaki luego suavizó un poco su posición, subrayando que el período hasta agosto no es plazo demasiado largo para dar tal respuesta y que se debe acogerlo como algo natural y normal. La respuesta de Teherán llegará luego de aclararse todo lo que suscita dudas en las propuestas del "sexteto", lo que se hará precisamente el 5 de julio, en la reunión entre Larijani y Solana.  O sea que Teherán ya por enésima vez no dice ni "no" ni "sí". ¿Qué más fino existe que la cenefa de la diplomacia persa? Pero en realidad Teherán les ha creado un problema a los ministros de Exteriores del G8. Pues pese al tono bastante moderado en que la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, hizo su declaración en rueda de prensa, el problema de las medidas que puede adoptar el Consejo de Seguridad de la ONU sigue pendiente. "Estamos esperando una respuesta oficial y seria de Irán. Esperamos que Irán nos conteste en llave positiva, subrayó Rice. Los ministros que se dieron cita en Moscú querían preparar una resolución para la reunión en la cumbre, partiendo de la respuesta de Irán.

    Es poco probable que en Teherán no entiendan por qué le están metiendo prisa para que conteste.

    Por acuerdo mutuo con la parte iraní, el contenido de las propuestas hechas por el "sexteto" se mantiene en relativo secreto, o sea no está confirmado oficialmente en ninguna parte. Pero según señalan muchos expertos que tienen acceso a las propuestas, las iniciativas promovidas por "los seis" le permiten a Irán tanto obtener acceso a la más moderna energía nuclear como al propio tiempo desarrollar su propio potencial nuclear pacífico recogido en sus programas.

    En caso de recibir una negativa, el "sexteto" deberá analizar la posibilidad de que el Consejo de Seguridad de la ONU aplique medidas rigurosas con respecto a Irán, en lo que está insistiendo EE UU  y lo que aceptan también Gran Bretaña, Alemania y Francia. Debido a los esfuerzos de Teherán, el margen de la maniobra para Rusia y China, las que insisten en buscar solución del problema de Irán por vía diplomática solamente, se acorta cada vez más cual la piel de chagrín, lo que Moscú no olvida de señalarle a Irán. El titular de Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, al emitir una alta valoración a la comprensión mutua conseguida en Moscú por los ministros de Exteriores del G8 respecto al problema de Irán, ha manifestado: "Esperamos en el futuro más inmediato una respuesta oficial concreta de Teherán a las propuestas que le dirigió el "sexteto" sobre el problema nuclear".

    En Teherán no pueden menos que comprender que el "futuro más inmediato" debería llegar antes del 15 de julio.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik