06:19 GMT +324 Septiembre 2017
En directo
    Noticias

    ISRAEL ORDENA A SU EJÉRCITO ATAQUES MÁS "INTENSOS" CONTRA GAZA

    Noticias
    URL corto
    0 3 0 0

    TeleSUR / 05/07/2006

    El gobierno israelí dio autorización el miércoles a su ejército para que ataque con mayor "intensidad" a los grupos palestinos de la franja de Gaza, comenzando por Hamas, con el fin de rescatar con vida a su soldado secuestrado e impedir nuevos disparos palestinos contra su territorio.

    El primer ministro israelí, Ehud Olmert, encabezó una reunión del gabinete de seguridad, en el que participaron entre otros ministros, el responsable de Defensa, Amir Peretz.

    En la reunión se decidió dar instrucciones a las Fuerzas Armadas para que intensifiquen su campaña contra militantes y otras personalidades de Hamas, así como los denominados "asesinatos selectivos" y otras operaciones para impedir el lanzamiento de cohetes Al-Kasam contra suelo israelí.

    El Ejército ha recibido también luz verde para que las fuerzas israelíes avancen desde sus actuales posiciones en el norte y rodeen las ciudades principales para impedir la libertad de movimientos de milicianos.

    "El objetivo de la operación, como se ha definido desde el comienzo, es y sigue siendo la de liberar al soldado secuestrado Guilad Shalit y de cesar los disparos de cohetes y proyectiles de mortero", reza un comunicado difundido el miércoles por la Oficina de Prensa del Gobierno de Tel Aviv.

    El documento hace especial mención a que el Ejército israelí continuará atacando objetivos de Hamas tanto en Gaza como en Cisjordania, con especial "énfasis a las instituciones e infraestructuras que sirven al terrorismo".

    La nota especifica que la ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, continuará ejerciendo presiones diplomáticas, a través de la comunidad internacional, sobre el Gobierno sirio para lograr la liberación de Shalit.

    Israel acusa al jefe del buró político de Hamás en el exilio, Jaled Mashal, que reside en Damasco, de ser el cerebro de la operación en la que fue secuestrado el uniformado israelí.

    La divulgación del documento se hizo en paralelo a la entrada de una columna de tanques israelíes cerca de la ciudad de Beit Hanun, y tomó posiciones en los lugares donde hasta el año pasado se alzaron las colonias judías de Nissanit y Elei Sinai.

    Al mismo tiempo, la aviación llevó a cabo un ataque cerca del campo de refugiados de Yabalia, al norte de la franja, contra palestinos que transportaban explosivos, según fuentes militares israelíes.

    Al menos siete policías palestinos también resultaron heridos por un disparo de obús de tanque israelí al norte de la franja poco después de iniciada la operación.

    Además, un profesor de la universidad islámica de Gaza, bastión del movimiento islámico Hamas, fue muerto a tiros en plena calle por un grupo de desconocidos y el conductor del equipo de la televisión árabe Al Yazira recibió dos disparos en la cabeza cuando el vehículo se vio atrapado en un enfrentamiento.

    El Gobierno israelí desea debilitar al máximo al movimiento islámico Hamas, que domina el gobierno y que está considerado por Israel el responsable del secuestro de uno de sus soldados, el pasado 25 de junio.

    "Israel usa los últimos acontecimientos para presentar su política de hechos consumados. Una zona de seguridad no resolverá el problema pero sí aumentará la violencia", declaró Saeb Erakat, responsable palestino encargado de negociaciones con Israel.

    En las últimas horas, activistas palestinos dispararon dos cohetes al territorio israelí. Uno de ellos cayó en una escuela y fue reivindicado por las brigadas Ezzedin Al Qassam, brazo armado de Hamas y el otro en una zona verde despoblada.

    Los ataques exaltaron los ánimos israelíes y agravaron la tensión en la franja de Gaza, donde desde el 28 de junio, Israel lleva a cabo una operación militar bautizada "Lluvias de verano", que por ahora se había limitado a bombardear infraestructuras, edificios gubernamentales vacíos y sedes de grupos islamistas.

    Hasta el momento, los tres grupos armados que retienen al cabo Shalit, uno de ellos los batallones Ezzedin Al Qassam, han dado a entender que el soldado se encuentra vivo, aunque no están dispuestos a liberarlo sin obtener nada a cambio.

    "Hamas nos ha declarado la guerra e Israel debe defenderse", afirmó el diario israelí Yediot Aharonot, en un editorial titulado "Hamas pagará".

    Las reacciones de la comunidad internacional ante esta grave crisis son diversas. Desde Washington, la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, pidió a aquellos que tienen influencia sobre Hamas, comenzando por Siria, que intervengan para liberar al soldado secuestrado.

    Mientras, el Parlamento Europeo subrayó que el cerco israelí en Gaza dificulta la entrega de ayuda a los palestinos.

    "Ahora más que nunca tenemos que encontrar la forma de responder a las necesidades básicas de los habitantes de Gaza", declaró la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner.

    La semana pasada, Olmert decidió suspender temporalmente la ofensiva terrestre contra Gaza, considerada por Israel un nido de terroristas, para dejar que las negociaciones en curso para liberar al cabo Shalit dieran frutos, algo que no ocurrió hasta ahora.

    Al mismo tiempo, muchos de sus ministros le pedían que no postergue más la ofensiva contra Gaza.

    "No podemos permitir que esto continúe. Estamos en guerra y necesitamos encontrar soluciones", declaró el ministro israelí de Medio Ambiente, Gideon Ezra. Más moderada, la izquierda israelí sugirió a Olmert que pacte un alto el fuego general con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas.

    Mientras tanto, los 1,4 millones de habitantes de franja de Gaza se limitaban resignados a esperar, mientras la región se hunde poco a poco en la miseria y la desesperación debido a la falta de ayuda humanitaria, electricidad y agua.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik