En directo
    Noticias

    FESTIVAL DE POESÍA CONCLUYE CON EL PÚBLICO COMO PROTAGONISTA

    Noticias
    URL corto
    0 0 01

    TeleSUR / 04/07/2006

    Cerca de 150.000 personas asistieron al festival Internacional de Poesía que terminó la noche del lunes en Medellín, en el que poetas de América, Europea, Asia, Africa y Oceanía leyeron sus obras y, sorprendidos, destacaron la asistencia de público.

    El festival, que se celebra en esa ciudad cada año desde 1991, contó con 800 asistentes en su primera edición, de un solo día de duración, mientras que en ésta última cerca de 16.500 personas participaron diariamente.

    Los poetas tuvieron distintos escenarios para mostrar su obra, desde los formales, como un teatro o un auditorio, hasta los insólitos, como las escalinatas de las estaciones del Metro de la ciudad y el Parque de los Pies Descalzos.

    Ocho africanos, seis asiáticos, seis europeos, un neozelandés y 49 americanos -de ellos 18 colombianos- hablaron de poesía con el público, al que leyeron sus poemas en sus propias lenguas, incluidas las de cinco indígenas latinoamericanos y uno canadiense, Al Hunter, de la comunidad Anishinaabe, de Ontario.

    El indígena colombiano de la comunidad Sibundoy, en el sur del país, Hugo Jamioy, se refirió a la necesidad de celebrar encuentros de escritores aborígenes "para escribir en nuestro propio lenguaje" y conservar así la que ha sido hasta ahora tradición oral.

    Para Fernando Rendón, poeta, creador, alma y cerebro del festival desde sus inicios, la masiva asistencia de público a oír poesía en Medellín, como en ninguna otra urbe del mundo -tal y como reconocen los propios invitados de otras latitudes-, "se ha constituido en una manifestación de libertad de expresión y de reunión".

    La poesía, dijo Rendón, ha sido, para una sociedad que ha vivido en el miedo, sin canales de expresión, una forma de oponerse a la tragedia y el terror de las últimas décadas en la ciudad, que se ha venido recuperando del estigma que le produjo el narcotráfico.

    A la clausura, en la que los 70 poetas participantes leyeron fragmentos de sus obras, desde el atardecer hasta bien entrada la noche en el teatro al aire libre "Carlos Vieco", en el emblemático cerro de Nutibara, en el centro de la ciudad, asistieron unas seis mil personas.

    La poesía, en opinión de Rendón, está cambiando la sensibilidad de los jóvenes y se ha constituido en alimento para creer que "otra vida es posible" y que le da "sentido a la vida".

    En paralelo al festival, pero íntimamente relacionado con él, se llevaron a cabo otros certámenes culturales, como una exposición de escritos de niños de la ciudad, que asisten a talleres una vez por semana en la sede de la Cámara de Comercio de Medellín.

    El director del Proyecto Gulliver, Javier Naranjo, que desde hace diez años dirige esos talleres, señaló que la experiencia creadora de los niños muestra la realidad que han tenido que vivir a partir de la definiciones que dan sobre las palabras.

    Así, los niños definen gobierno como "unos señores vestidos de verde; esperanza: tener fe en que a uno no lo mate una bala; iglesia: un lugar a donde va uno a perdonar a Dios; selva virgen: lugar en donde la mano del hombre no ha puesto un pie", entre otras palabras.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik