21:21 GMT +320 Septiembre 2017
En directo
    Noticias

    A RUSIA LE RESULTA MÁS FÁCIL LLEGAR A ACUERDOS CON SUS VECINOS ASIÁTICOS QUE CON OCCIDENTE

    Noticias
    URL corto
    0 0 11

    Al repasar ayer las tareas de la política exterior de Rusia, Vladimir Putin no sólo dedicó mucha atención a las relaciones con los países asiáticos sino que habló de éstas con mucha afición. La explicación de ello es bien sencilla: también Rusia les cae bien a los países asiáticos. Ni China ni India someten a críticas la estrategia energética del Gobierno ruso ni le reprochan al Kremlin la violación de los derechos humanos y de los principios democráticos.

    Según pronósticos de la CERA, ya hacia 2015, a los países asiáticos les corresponderá el 50% del consumo mundial de recursos energéticos, por lo cual China e India están muy interesadas en mantener buenas relaciones con Rusia. No menos interesados en mantener tales relaciones están los países de Occidente, pero aplican una táctica distinta, tratando de obligar a Rusia (de momento, infructuosamente) a incrementar la extracción de petróleo y gas y de dar acceso a su mercado interno a jugadores independientes.

    El modo de actuar de los asiáticos es típicamente oriental. Sin poner condiciones ni pretensiones poco a poco se van infiltrando en el mercado ruso. India ya es el mayor inversionista en el sector energético de Rusia. La india ONGC posee el 20%  de las acciones en el proyecto Sakhalin-1 y tan sólo durante el primer trimestre de este año invirtió en el mismo alrededor de mil 500 millones de dólares.

    Las evidencias vienen a apuntar que la afluencia de capitales asiáticos al sector energético de Rusia proseguirá. Según pronostica el banco británico HSBC, en tiempos próximos, China será el principal inversor en la industria petrogasífera.

    Rusia realmente necesita inversiones y, gracias a muchas características parecidas, le resulta más fácil llegar a acuerdos con los vecinos asiáticos. Tanto en India como en China, la industria petrogasífera es controlada por el Estado, por lo cual las reglas de juego en los mercados son afines. En su tiempo, la Corporación China de Petróleo y Gas (CNPC) sin armar ningún alboroto renunció a los propósitos de adquirir la empresa rusa Yuganskneftegas e incluso ayudó a la empresa pública Rosneft (Rusia) a cancelar los créditos (a cambio de los suministros garantizados de crudo) y ahora sostiene con ésta negociaciones sobre la creación de una empresa mixta para explotar yacimientos rusos. De otro lado, la empresa pública china Sinopec, al adquirir la empresa rusa Udmurtneft, traspasará el 51% de las acciones a Rosneft.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik