20:29 GMT +321 Octubre 2017
En directo
    Noticias

    KREMLIN APUESTA POR DEMOCRACIA SOBERANA

    Noticias
    URL corto
    0 2 0 0

    El subjefe de la Administración Presidencial de Rusia, Vladislav Surkov, definió el modelo que se va construyendo en el país como ‘democracia soberana'.

    Moscú, 28 de junio, RIA Novosti. El subjefe de la Administración Presidencial de Rusia, Vladislav Surkov, definió el modelo que se va construyendo en el país como ‘democracia soberana'.

    Bajo este concepto, él entiende ‘una sociedad abierta pero sin olvidar que Rusia es una nación libre entre otras naciones libres, dispuesta a cooperar a partir de unas reglas equitativas, pero no a ser gobernada desde fuera'. Esta variante - por oposición a la democracia dirigida que es impuesta desde algunos centros de influencia global - no presenta diferencias algunas en comparación con el modelo occidental, aunque alguna gente se empeña en crear la impresión de que Moscú promueve aislacionismo y construye una ‘versión exótica' de la democracia, afirmó Surkov. ‘Nos hablan de la democracia pero piensan en nuestros hidrocarburos' - observó él más adelante.

    Rusia, al decir de Surkov, no es una nación que ha perdido la Guerra Fría sino una nación que ha conseguido la victoria sobre su propio régimen totalitario, o sea, sobre sí misma. Para modernizarse, necesita cooperar con Occidente y aprender muchas cosas, especialmente, el hábito de poner por encima de todo la vida y la dignidad humana, algo que se ha desdeñado en Rusia a lo largo de siglos. Pero Occidente también podría aprender algo de Moscú, en particular, un mayor grado de honestidad en la postura.

    El objetivo para Rusia es aprovechar la coyuntura favorable en el mercado del petróleo para proceder cuanto antes a la modernización de la economía y conseguir una distribución más justa del producto nacional, puntualizó el alto funcionario del Kremlin

    En la actualidad, Rusia no tiene una clara ideología nacional ni una élite que la comparta ‘porque todavía hay fuerte inercia de desintegración espiritual que no se ha superado'. La futura ideología de Rusia, según Surkov, no será muy diferente a los valores y modelos europeos. ‘Claro que la versión rusa de la cultura europea es peculiar pero no en mayor grado que las versiones alemana, francesa o británica' - dijo él.

    Los ejecutivos de grandes empresas públicas o entidades participadas por el Estado ruso difícilmente podrían convertirse en una fuerza política autónoma, opina él. ‘No son dueños sino empleados, así que no representan una amenaza política' - declaró él.

    Las principales amenazas para el país son la corrupción, el atraso tecnológico, las grandes deficiencias en la práctica política y la desastrosa situación demográfica. El terrorismo, según él, también figura en esa lista y está relacionado con los problemas citados. Preservar la integridad nacional, en opinión de Surkov, es ‘una labor constante' y ‘un proceso que no puede detenerse'. Rusia es ahora un país más íntegro pero ello no significa que uno pueda relajarse, dijo él. ‘No hay por qué desesperarse en este contexto, simplemente asumirlo, trabajar entre todos y superar esos problemas' - precisó el subjefe de la Administración Presidencial. 

     

    Surkov no descarta que el jefe de Estado en Rusia tenga en el futuro próximo una clara filiación partidista. ‘Durante algún tiempo nos habíamos dedicado a la departidización, nos dejamos llevar por esa corriente y estamos ahora donde estamos pero es algo que puede ser corregido a corto plazo' - declaró él El hecho de que el presidente en Rusia no pertenece a partido alguno es uno de los gajes de la lucha contra el comunismo, precisó Surkov.

    Más adelante, él dijo que el Kremlin seguirá apoyando al partido oficialista Rusia Unida, observando que es una práctica normal y completamente democrática.

    A la pregunta de quién sucederá a Vladímir Putin en la presidencia de Rusia y cómo podrá ganar la misma popularidad, Surkov dijo: ‘No sé. No sé quién y, menos aún, sé cómo'.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik