21:19 GMT +320 Septiembre 2017
En directo
    Noticias

    RUSIA LE PREVIENE A UCRANIA CONTRA LA DESINTEGRACIÓN

    Noticias
    URL corto
    0 0 10

    Tatiana Stanovaya, jefa del departamento analítico del Centro de Ingeniería Política, RIA Novosti. En Ucrania tocan a su fin las batallas políticas en torno a la formación del Gobierno de coalición.

    Tatiana Stanovaya, jefa del departamento analítico del Centro de Ingeniería Política, RIA Novosti. En Ucrania tocan a su fin las batallas políticas en torno a la formación del Gobierno de coalición.

    Pero Rusia la advierte que a Moscú no le importa tanto la composición de la coalición, cuanto el fortalecimiento de la integridad territorial de la Ucrania limítrofe.

    Si la situación se enfoca bajo el ángulo visual estratégico, se hará claro que a primer plano no se promueve el problema de quién va a formar el Gobierno , sino el de la política que  éste va a aplicar. Ucrania se encuentra en el estado de escisión ideológica, y lo de mirar demasiado hacia Occidente puede tener consecuencias muy serias.

    El presidente de Rusia, al comentar hace poco  los resultados de la reunión en la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghai, manifestó que los dirigentes de Ucrania tendrían que renunciar a sus ambiciones y partir de los intereses del pueblo. Victor Yuschenko puede crear una coalición "naranja", "amarilla" o cualquier otra, lo que importa es que la coalición sea viable. La tarea fundamental consiste en hacer aquello que contribuya a fortalecer la integridad territorial de Ucrania, dijo Putin, añadiendo al propio tiempo que Rusia no va a inmiscuirse en ningún caso en los asuntos internos de Ucrania.

    Se cree - no se sabe por qué - que Rusia está interesada en que en Ucrania  no se forme una coalición "naranja", sino una entre el bloque propresidencial Nuestra Ucrania y el Partido de las Regiones de Victor Yanukovich. Será porque Rusia apoyó a él  durante las últimas elecciones presidenciales ucranias. Pero la afirmación de que Yanukovich es un político prorruso es bastante discutible, y lo sería aún más si el Partido de las Regiones llegase a formar parte de la coalición gobernante (existe una posibilidad de ello hasta en el caso de afirmarse definitivamente la "coalición naranja").

    Por una parte, Victor Yanukovich realmente es una figura capaz de tomar en consideración los intereses de Rusia en un grado mucho mayor que otros políticos ucranios. Él se apoya sobre el electorado de la parte Sudeste del país, el que tiene una identidad más cercana a la rusa. Un tercio de los habitantes de Ucrania consideran el ruso su idioma natal, pero en Crimea tales personas constituyen el 85% de la población; en las provincias de Lugansk y Donetsk, más del 60%, y en las de Jarkov, Zaporozhie y Odessa, un 50%. La población del Sudeste de Ucrania mira mal el derrotero euroatlántico y se manifiesta a favor de mantener estrechos vínculos de amistad con Rusia. Yanukovich como un político que se apoya sobre tal electorado se ve obligado a considerar sus ánimos.

    Por otra parte, Yanukovich es un hombre pragmático y mucho más realista que los políticos ideologizados de la parte occidental de Ucrania. Bastaba con ver con qué ligereza él expresó la disposición a participar en la coalición junto con los ex contrincantes de él, quienes se manifiestas a favor del ingreso en la OTAN y están en contra de otorgarle al ruso el estatuto de segundo idioma oficial hasta en el nivel regional. Conviene hacer recordar también que Yanukovich criticó mucho los convenios firmados entre Ucrania y Rusia el 4 de enero del año en curso sobre el arreglo del problema de gas, los cuales respondían de lleno a los intereses de Rusia. Y por último, Yanukovich es ex "sucesor" de Leonid Kuchma, supuestamente un presidente "prorruso", quien también se pronunciaba a favor del ingreso de Ucrania en la OTAN, contrariamente a la opinión de Moscú, y renunció a esa idea sólo a cambio de prometerle Rusia apoyar la candidatura de Yanukovich a ocupar el puesto de Jefe de Estado.

    Surge la pregunta: ¿le conviene a Rusia que Victor Yanukovich prosiga su actividad en la calidad de participante de la coalición gobernante o en la de líder de la oposición? Y también,  ¿en qué grado la política que aplique la coalición va a depender de su composición?

    La participación del Partido de las Regiones en la coalición le obligaría a Yanukovich a ponerse "anaranjado"  en cierto grado también él mismo: él tendría que hacer concesiones ideológicas conceptuales, "sacrificando" los intereses de su electorado en aras de las preferencias políticas. En tal caso, los intereses de la parte oriental de Ucrania estarían representados de un modo "deformado" en el poder. Y al contrario, lo de encontrarse en oposición el Partido de las Regiones le permitiría a Yanukovich conservar su identidad política en mucho mayor grado. El partido se vería en una situación más desventajosa en lo que atañe a tener la posibilidad de utilizar el recurso administrativo, pero ello lo haría ir acrecentando más enérgicamente su recurso político. O sea que los "regionales" en oposición son una fuerza mucho más prorrusa que en el poder.

    Desde el punto de vista de los intereses geopolíticos de Rusia, es importante que el poder ejecutivo de Ucrania, que es el portador de la ideología prooccidental, se vea obligado a tomar en consideración los intereses de la parte Este del país. Pues actualmente el "poder naranja" es compatible en lo ideológico sólo con tres provincias occidentales: la de Lvov, la de Ternopol y la de Ivano-Frankovsk, y es ajeno para las orientales.

    A Moscú no le conviene tal situación. Al referirse al fortalecimiento de la integridad territorial de Ucrania, Vladimir Putin tenía en cuenta la existencia del riesgo de una aún mayor escisión ideológica del país, con todas las consecuencia que ello supondría para la integridad de Ucrania. La variante de un "Gobierno naranja" y una fuerte oposición que se apoya sobre el electorado prorruso contribuiría en mucho mayor grado al mantenimiento de la integridad del país que la variante de un "Gobierno naranja", con participación de un Yanukovich "anaranjado", y una oposición aún más prooccidental en la persona del Bloque de Julia Timoshenko. Pero en cualquier caso, la única vía que lleva a eliminar la escisión consiste en renunciar a la línea de imponerle a la parte oriental del país la orientación a Occidente. Ello responde no tanto a los intereses de Rusia cuanto a los de la propia Ucrania.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik