En directo
    Noticias

    LA OPOSICIÓN INTENTARÁ AGUAR LA REUNIÓN DEL G8 QUE SE CELEBRARÁ EN RUSIA

    Noticias
    URL corto
    0 1 0 0

    La oposición rusa planea recibir con un campamento de carpas en San Petersburgo y la celebración de la conferencia "Otra Rusia" en Moscú la reunión en la cumbre del G8, que se desarrollará del 15 al 17 de julio. El efecto que se pretende hacer organizando esa "anticumbre" puede resultar por debajo de las esperanzas depositadas, debido a la negativa a participar que ya manifestaron varias organizaciones internacionales. Además, algunas que han confirmado su participación temen que la acción resulte ser demasiado politizada.

    Del 11 al 12 de julio, en Moscú se celebrará la conferencia "Otra Rusia". "Durante la reunión en la cumbre, la atención de la comunidad mundial estará centrada en Rusia, pero se pretenderá mostrarle sólo los éxitos. Y nosotros queremos hacer ver que también existe otra Rusia, en la que reina la arbitrariedad de los burócratas y se violan los derechos humanos", explica la presidenta del moscovita Grupo de Helsinki, Liudmila Alexeeva, quien forma parte del comité organizador de la conferencia. Según ella, patrocinan la actividad las organizaciones extranjeras  National Endowment y Fundación Soros.

    Según otro miembro del comité organizador, Alexander Osovtsev, los gastos no excederán varios millones de rublos. Una fuente dijo asimismo que también asignaron recursos Mijail Kasianov y Leonid Nevzlin, copropietario de YUKOS.

    La manifestación "anticumbre" que se organiza en San Petersburgo (del 13 al 15 de julio) costará mucho menos. "La conferencia de Moscú es una actividad para los ricos. Nosotros vamos a vivir en tiendas de campaña y nuestra acción está destinada para los pobres", dice con ironía el director del Instituto de Acciones Colectivas, Karin Klemann.

    Expertos no creen que la "anticumbre" pueda tener mucha resonancia. La oposición en Rusia es débil, se encuentra dividida y no representa en sí una fuerza real, hace constar el politólogo Dmitri Oreshkin. "La celebración de la conferencia difícilmente pueda afectar el desarrollo de la cumbre del G8", comparte su opinión Boris Shmelev, director del Centro de Estudios Políticos Comparativos del Instituto de Economía de la Academia de Ciencias de Rusia. Según Shmelev, el Kremlin podría utilizar el hecho de la celebración de tal conferencia para demostrar el nivel de las libertades alcanzado en Rusia.
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik