21:10 GMT +319 Octubre 2017
En directo
    Noticias

    ENTREVISTA CONCEDIDA POR EL MINISTRO DE EXTERIORES DE RUSIA, SERGUEY LAVROV, AL PRIMER CANAL DE LA TELEVISIÓN RUSA

    Noticias
    URL corto
    0 0 0 0

    Pregunta: El año que viene Rusia va a presidir el G8. ¿Cómo repercutirá ello en la política exterior e interna del país?

    Pregunta: El año que viene Rusia va a presidir el G8. ¿Cómo repercutirá ello en la política exterior e interna del país?

    S. Lavrov: Creo que este hecho no va a provocar ningunos cambios sustanciales en nuestra política exterior e interna. El puesto de presidente supone desarrollar esfuerzos con el fin de buscar componendas y soluciones mutuamente aceptables. Es esto lo que vamos a hacer nosotros en el puesto de presidente del G8. Pero precisamente a ello se reduce el estilo  que caracteriza a nuestra diplomacia y política exterior de los últimos años.

    Nos guiamos por la tarea de defender nuestros intereses nacionales, lo hacemos de manera firme y consecuente, pero sin provocar ninguna confrontación. Siempre estamos dispuestos a acoger positivamente las propuestas sensatas y justificadas de nuestros socios. Si nos son comprensibles los intereses de ellos, en la mayoría de los casos encontramos soluciones que satisfacen tanto a Rusia como a ellos. Este será el contenido de nuestra labor en el año que viene, lo mismo que lo ha sido hasta el momento.

    La política exterior de Rusia está subordinada a nuestra vida y política internas. Procuramos utilizar nuestros vínculos internacionales para mejorar la vida de nuestros ciudadanos, crear condiciones más favorables de desarrollo de la economía del país y garantizar la salida de los empresarios rusos a los mercados mundiales. La labor que vamos a desarrollar en el G8 durante 2006, la vamos a utilizar también para fortalecer nuestras posiciones en todos estos campos.

    Existen tres derroteros fundamentales. En el de seguridad energética vamos a guiarnos por el objetivo de aprovechar nuestras posibilidades únicas. Precisamente a ello nos exhortó el presidente de la Federación  Rusa, Vladimir Putin, en una reciente reunión del Consejo de Seguridad de Rusia, en cuyo marco se trató el tema mencionado.

    Otro tema del G8 es la lucha contra las enfermedades, incluidas la gripe aviar y la neumonía atípica. Sobra estar demostrando que todos los pasos orientados a mejorar la eficacia de la cooperación internacional en este campo pueden utilizarse también en beneficio de los ciudadanos de la propia Rusia, para prevenir el surgimiento de tales epidemias en nuestro país, y si tales casos se dan,  para liquidarlos con la máxima eficacia.

    El tema de desarrollo de la educación tampoco necesita ser explicado en detalle desde el punto de vista de los interese internos de Rusia. Aspiramos a que nuestro sistema de enseñanza esté al nivel de los estándares mundial y europeos allí donde todavía no los ha alcanzado o donde todavía no se ha liquidado el atraso que surgió en los últimos 10-15 años. En esta materia existen proyectos interesantes bien concretos. Espero que el resultado sea bueno, en primer lugar desde el punto de vista de los intereses de Rusia y también en el contexto de la búsqueda de acuerdos aceptables para los ocho Estados del Grupo.

     

    Pregunta: Rusia manifiesta su disposición a actuar como líder mundial en la solución de problemas energéticos globales. ¿Cómo se enfoca este tema en el formato del G8?

    S. Lavrov: Tenemos todas las premisas para serlo. Nuestro país figura entre los más grandes productores y exportadores de hidrocarburos. Y es lógico que aspiremos a que este recurso aporte utilidad para el país. Por ello estamos interesados en mantener nuestra reputación de fiable suministrador de agentes energéticos a los mercados mundiales, así como en diversificar las rutas de suministros de hidrocarburos a otros países. Comprendemos que nos hace falta dedicar siempre mayor atención a la transformación de hidrocarburos, para exportar derivados de petróleo, en vez del petróleo crudo. Tenemos previsto ampliar la producción del gas líquido, introduciendo tecnologías modernas. Hemos acumulado una experiencia única en la rama de energía nuclear, una análoga la tendrán otros dos o tres países, no más. La energía eléctrica también es nuestro lado fuerte. Disponemos de posibilidades geopolíticas, de colosales recursos tecnológicos y una considerable experiencia en la materia. Estamos realizando unos estudios llamados a despejar el camino hacia nuevas fuentes de energía, unas fuentes renovables muy prometedoras.

    Todo ello permite afirmar que Rusia ocupa unas posiciones muy fuertes y estables en el diálogo sobre la seguridad energética, en la que están interesados tantos los países del Grupo como de hecho todos los demás Estados del mundo. Precisamente por ello, al preparar la reunión en la cumbre de San Petersburgo, prevemos realizar toda una serie de actividades con participación de los países que no forman parte del G8, pero son importantes productores y consumidores de hidrocarburos y otras fuentes de energía.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik