11:40 GMT +321 Octubre 2017
En directo
    Noticias

    HONDURAS: DE ACTORAS DE LA DEMOCRACIA… A ACTORAS DE LA GOBERNABILIDAD

    Noticias
    URL corto
    0 111
    CDM
    2006-05-31


    Las mujeres en Honduras logramos el derecho al voto desde hace 50 años y, desde entonces, hemos asumido el hecho de ejercer el sufragio como un derecho ciudadano. Sin embargo, el ejercicio de los derechos políticos y sociales no se limita a votar cada cuatro años, implica también el derecho a participar en igualdad de condiciones en procesos electorales y formar parte de la toma de decisiones para el bienestar y desarrollo de nuestro país a nivel local, regional y nacional.

    Después de tantos años de llevar a la práctica este derecho cívico, la participación y el aporte de las mujeres en la política han estado centrados fundamentalmente en el desarrollo de actividades colaterales a las actividades políticas, encaminadas más a acciones de apoyo y de organización.

    Esta visión muy limitada de las capacidades y potencialidades de las mujeres en el ámbito público y político no ha permitido el desarrollo y ejercicio de una ciudadanía plena por parte de las mujeres, sino más bien ha generado la exclusión de las mujeres en cargos públicos relevantes de toma de decisión, provocando una situación de inequidad.

    Para alcanzar una gobernabilidad democrática real y no solamente formal es necesaria una integración equitativa y sistemática de las mujeres en la toma de decisiones del país, volviendo imperativo el empoderamiento de las mujeres en la vida política partidaria. Este proceso exige que el Estado y los partidos políticos creen las condiciones y las oportunidades necesarias para que lo anterior sea una realidad.

    Aunque es importante la cantidad de mujeres en espacios de poder y de toma de decisiones para avanzar en la democracia, también es necesario pensar en la calidad de la participación política de las mismas. De esta manera, se necesita la presencia de mujeres con conciencia crítica y propositiva, comprometidas con la agenda de las mujeres y también con el fortalecimiento de la democracia en nuestro país.

    La participación de las mujeres en cargos de elección popular y en puestos de toma de decisiones

    Los datos que se presentan a continuación están basados en los resultados del último proceso eleccionario de nuestro país -noviembre 2005.

    1. Elección de diputadas al Congreso Nacional

    Algunas consideraciones sobresalientes de este cuadro:

    a. Los departamentos de Colón, Intibucá, Islas de la Bahía, La Paz, Lempira y Ocotepeque no tienen representación femenina en el Congreso Nacional.

    b. Como es de esperarse, los departamentos con mayor número de diputadas propietarias son Francisco Morazán con 9 y Cortés con 8.

    c. De las 128 diputaciones solamente 31 son mujeres, es decir el 24%, y 27 ocupan las suplencias, es decir el 21%.

    Aún cuando este resultado no refleja la representación del 50% de la población, ésta es la primera vez en 23 años de vida democrática que se llega a este porcentaje, casi triplicando los resultados de los procesos eleccionarios anteriores. Este resultado favorable a las mujeres obedece sin duda a la reforma electoral del voto cruzado, al trabajo y debate que por años han realizado las organizaciones de mujeres en sus países y a nivel mundial para lograr que más mujeres lleguen a ser parte de la toma de decisiones que rigen sus vidas y sus naciones.

    2. Elección de mujeres a nivel municipal

    De los 298 municipios del país sólo 24 de ellos tienen alcaldesa, es decir, el 8.05%, lo que refleja una abrumadora mayoría de los hombres (91.95%). En relación al proceso anterior se ha disminuido en 1.05% la representación de las mujeres en el espacio local.

    El Partido Nacional presenta mayor número de alcaldesas (14), sin embargo el Partido Liberal casi duplica al Partido Nacional en el número de vicealcaldesas (43 y 23 respectivamente). De los partidos emergentes solamente el PINU tiene una funcionaria pública a nivel de alcaldesa.

    Las mujeres solamente ocupan el 20.37% (403) del total de 1978 regidurías en todo el país, ésta es una cifra bastante reducida si se toma en cuenta que no son puestos apetecibles por los hombres comparados con el de alcalde/sa o vicealcalde/sa. Por otro lado, muchas veces solamente se coloca a las mujeres como relleno para cumplir con el 30% que exige la ley. Otro elemento que merece la pena analizar es que solamente 4 de 1978 regidurías pertenecen a los 3 partidos emergentes, acentuando el bipartidismo y dejando nula la cuota de poder de éstos.

    3. Elección de mujeres en el Poder Ejecutivo

    De 18 secretarías que forman parte del Poder Ejecutivo, 5 están dirigidas por mujeres, es decir el 27.7%, pero algunas de estas entidades no tienen tanta relevancia económica y social para el país. Entre los puestos más importantes asumidos por mujeres están la Presidencia del Banco Central de Honduras, la Secretaría de Industria y Comercio, la Dirección de la Procuraduría General de la República y la Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

    La Dirección del PANI, IHNFA y PRAF generalmente son asignadas a las mujeres, pues están relacionadas con las acciones que emprende el Estado dirigidas a la niñez y la familia, igual sucede en el caso del Instituto Nacional de la Mujer (INAM).

    4. Comisiones dirigidas por mujeres en el Congreso Nacional

    En el Congreso Nacional existen 60 comisiones encargadas de coordinar el trabajo que hace este poder del Estado en el tema asignado, solamente 15 de éstas son dirigidas por mujeres, o sea el 25%. Generalmente no se elige a una mujer en temas muy controversiales y álgidos. De las comisiones dirigidas por las mujeres, sólo 2 se podrían considerar muy importantes por el tipo de asuntos que conocen: la Comisión de Ética y Transparencia y la Diputada Enlace del G-16.

    Como conclusión se puede apuntar que: En el pensamiento de los líderes políticos (hombres) sigue predominando la visión de que las mujeres tienen menos capacidad y que deben estar relegadas a actividades relacionadas con el rol tradicional asignado a las mujeres. Pero tampoco las mujeres insertas en las estructuras político-partidistas han impulsado acciones sistemáticas de lucha y reivindicación de su derecho a ser parte de la toma de decisiones. Predomina, todavía, la mujer lidereza política, que aunque pelea "pequeños espacios" no logra romper con los múltiples obstáculos en la participación política de las mujeres, especialmente en reconocerse como sujeta política sin ataduras de "color" político. Es así que nuevamente, en todos los niveles eleccionarios y en cargos de decisión, se impuso la cultura política de exclusión de las mujeres.

    El cambiar estos resultados para que por lo menos se cumpla el 30% de mujeres en cargos de elección popular y que se implemente y asigne presupuesto a la Política de Género de cada partido, según lo señala la Ley Electoral y de Organizaciones Políticas, constituye un reto para las organizaciones que vienen trabajando este tema.

    Otro reto importante es la construcción de alianzas entre las mujeres políticas y las organizaciones de mujeres para incidir en los y las actoras claves, así como en los espacios necesarios para contribuir a que las mujeres tengan una mayor representación y su participación sea acorde a los intereses y necesidades de las mismas.

    - CDM, Centro de Derechos de Mujeres

    Documento completo, incluido cuadros, se encuentra en:

    http://www.derechosdelamujer.org/html/PUBLICACIONES/tiempo%20leer/Tiempo%20de%20Leer%206%20ok.pdf

    Fuente: Tiempo de Leer, Edición No. 6, CDM, mayo 2006.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik