En directo
    Noticias

    RUSIA SE VUELVE HACIA CHINA

    Noticias
    URL corto
    0 0 0 0

    Durante largo tiempo, las compañías chinas no tenían acceso a los yacimientos naturales de Rusia. Por ejemplo, no habían participado en la privatización de la petrolera Slavneft ni en los concursos para la compra de la empresa Yuganskneftegas o la compañía Stimul. Pero este año, la petrolera estatal Rosneft ha declarado estar dispuesta a fundar una empresa conjunta con la corporación nacional china de petróleo y gas CNPC. Es más, ha trascendido la noticia de que China Petroleum & Chemical Corp. (Sinopec) ha concluido contratos con las petroleras Udmurtneft y Rosneft.

    El director general de la Agencia de comunicaciones políticas y económicas, Dmitri Orlov, afirma que la situación ha cambiado después que fuera decidido tender hasta la ciudad china de Daquing un ramal del oleoducto de Siberia del Este. "Es un indicio de la diversificación, pues Rusia no puede depender de un reducido grupo de consumidores", explicó.

    Alexander Konovalov, presidente del Instituto de Valoraciones Estratégicas, comenta que los factores objetivos obligan a los países a olvidarse de las contradicciones o apartarlas a un lado. "Ahora las relaciones con China son excelentes, pero ese país sigue siendo un factor de incertidumbre y las relaciones bilaterales pueden empeorar -señala Konovalov-. Verdad es que los recursos minerales es algo que se puede controlar y caso que haya problemas será fácil prohibir su explotación".

    El director del Centro ruso-chino para colaboración comercial, Serguei Sanakoev, está de acuerdo con que haya ocurrido un importante viraje hacia China. "Pero no ha sido de improviso -dice él-. Aún desde 2003 se está discutiendo a nivel de jefes de Estado la posible participación de empresas chinas en la extracción y transporte de los agentes energéticos rusos".

    "Claro, las compañías rusas tienen sus intereses y no les conviene tener a un competidor como China -añade el experto-. No obstante, los intereses de Rusia están por encima de los intereses de esas compañías, y China, además, es un socio estratégico con el cual es posible desarrollar distintos sectores económicos incluido el de altas tecnologías".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik