En directo
    Noticias

    UN VISTAZO A LOS PORQUÉS DE LA AUSENCIA DE EEUU EN LA REUNIÓN DEL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS DE LA ONU

    Noticias
    URL corto
    0 0 0 0

    Teherán, Irán. IRNA. 21 de junio de 2006. Con su ausencia en la primera reunión del Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la ONU, de nuevo EEUU se ha dejado en evidencia y ha demostrado que el interés de los dirigentes de este país por este asunto no son más que meras pretensiones.

     

    Esta reunión, que tuvo lugar ayer martes en la sede la ONU en Ginebra, Suiza y en la que participaron un centenar de países, entre ellos Irán, contó en su inauguración el pasado lunes con la presencia del secretario general de la ONUI, Kofi Annan y del presidente del Consejo General de este mismo organismo.

    Cuando es de esperar que con el comienzo de la labor oficial del CDH, la ONU se adentre en una nueva fase en el fomento y apoyo de esta causa y de las libertades fundamentales en el mundo, EEUU va y anuncia su oposición a la celebración de dicho consejo no asistiendo al mismo.

    Con el concurso de sus herramientas propagandísticas, sobre todo en estos últimos años, Washington se ha empeñado continuamente en enarbolarse a sí mismo como adalid de la democracia y guardián de los derechos humanos en el mundo, pero, tal como afirman muchos expertos, él mismo se ha convertido en el principal acusado de violarlos. Según estos mismos expertos, con su vulneración de las leyes, EEUU no ha hecho sino allanar el terreno para que se violen los derechos humanos en todos los rincones del planeta y en la actualidad este país puede ser objeto de investigación en este sentido tanto dentro como fuera de sus fronteras.

    En lo que respecta a las vulneraciones de los derechos humanos en el exterior, a Norteamérica se le puede imputar hechos como el levantamiento de una guerra, invasión y ulterior ocupación de los países musulmanes, el establecimiento de cárceles clandestinas y la asignación de presupuestos millonarios para derrocar a los gobiernos de los países que no comulgan con su política.

    Después del sospechoso 11-S y con la excusa de combatir el terrorismo, EEUU atacó y ocupó Afganistán y también hizo lo mismo con Irak escudándose en mentiras como la ya muy vista excusa de que el régimen de Saddam poseía armas de destrucción masivas, y otras de tanta "credibilidad" como la de instaurar la democracia en la zona, algo que ha intentado hacer arrojando bombas y misiles sobre los inocentes ciudadanos iraquíes salpicando de sangre la tierra de este país musulmán.

    También el negro historial de este país está manchado por el aciago tema de las prisiones clandestinas, siendo la más famosa la de Guantánamo, así como por los sucesos ocurridos en las cárceles de Kosovo, Afganistán y Abu Ghraib, que son otros de los botones de muestra de la larga botonera de este país en cuestión de violación de los derechos humanos en el escenario internacional.

    En este sentido, la difusión de los informes que hablan sobre la denigrante situación de los presos en Guantánamo y la publicación de las fotografías donde se mostraban las vejaciones a las que eran sometidos los presos iraquíes en Abu Ghraib, no ha hecho acentuar aún más si cabe el aborrecimiento y la ira de las gentes de buena voluntad del mundo contra las políticas inhumanas que se gasta el Gobierno de la Casa Blanca, y esto es algo que jamás será borrado de la memoria histórica.

    Pero aún hay más pues EEUU riza de nuevo el rizo violando los derechos humanos también en el interior de sus fronteras. Hace algún tiempo salió a la luz el escándalo de las escuchas telefónicas ilegales practicadas contra los ciudadanos de a pie y ordenadas por el gobierno conservador de George Bush, presidente de este país.

    También las presiones a las que están sometidos los ciudadanos norteamericanos de confesión musulmana, los de raza negra y los de color en general ponen en evidencia la violación de los derechos humanos practicada por Washington contra las minorías.

    Hace un tiempo, una revista norteamericana decía en su página Web que el Gobierno norteamericano había puesto en marcha un programa tras los atentados del 11.-S para controlar las mezquitas y otros lugares muy concurridos por los musulmanes con el fin de hallar posibles materiales fisibles en su poder.

    Según esta misma revista, en este programa ultrasecreto, se había sometido a intensa vigilancia 120 lugares muy frecuentados por los musulmanes, entre los que habían centros de residencia.

    Por otro lado, la historia de la violación de los derechos contra los ciudadanos de color es tan larga en EEUU como la historia de su país y es conocida por todo el mundo. Las penosas imágenes de la ciudad de Nueva Orleáns devastada por el huracán Katrina son, según la opinión de muchos expertos en derecho civil, una imagen de la ardua vida que llevan los ciudadanos negros norteamericanos. En este sentido, los diputados de color del Parlamento norteamericano reprendieron a Bush porque la mayor parte de las víctimas de este desastre natural eran pobres y afroamericanos. Otras fuentes también corroboraban este hecho.

    Todavía permanece indeleble en el recuerdo de todos los americanos las imágenes de los afroamericanos arrastrando a sus niños en las superficies de las aguas y de otros pidiendo socorro en las canchas de deportes que habían sido acondicionadas para alojar a los damnificados.

    Sin lugar a dudas, de esclarecerse algunos de los puntos oscuros de la violación de los derechos humanos por parte de EEUU, se podría ver más claramente aún el porqué este país se opone a que este arbusto que son los derechos humanos siga creciendo.

    Washington está preocupado por el día en el que los "derechos humanos a la americana" toque a su fin y los países libres del mundo envíen su negro historial al CDH de la ONU para que sea revisado allí.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik