10:30 GMT +324 Octubre 2017
En directo
    Noticias

    INVERSORES ITALIANOS PENETRAN EN SECTOR AERONÁUTICO DE RUSIA A PESAR DE RESTRICCIONES VIGENTES

    Noticias
    URL corto
    0 201

    El grupo ruso Sukhoi y el italiano Finmeccanica han logrado sortear las restricciones vigentes que obstruyen el acceso de inversores foráneos a las empresas aeronáuticas de Rusia. Otros pretendientes a la compra de activos rusos podrían reivindicar ahora excepciones similares, señalan los expertos.

    La legislación rusa autoriza a las personas físicas y jurídicas de otros países, así como a las entidades afiliadas, a tener una participación por debajo del 25% en el capital de las empresas nacionales de la industria aeronáutica. Al nivel de acuerdos gubernamentales se ha hecho ya una excepción: los italianos podrán adquirir el 25% más una acción en la GSS, división del grupo Sukhoi especializada en el desarrollo de aviones civiles e implicada actualmente en el proyecto Russian Regional Jet (RRJ).

    Sukhoi ha firmado un acuerdo de cooperación estratégica con Finmeccanica que permite a Alenia Aeronautica, subsidiaria del grupo italiano, financiar el programa RRJ: como mínimo, una cuarta parte de las actividades previstas en respectivo plan de negocio.

    Es un programa evaluado en US$1.500 millones, incluido el desarrollo y la producción del nuevo motor SaM, conjuntamente con una empresa francesa. Giorgio Zappa, director general de Finmeccanica, afirma que la parte italiana va a invertir entre 200 y 250 millones de dólares. De esta cifra, más de US$100 millones irán para la compra de una participación en GSS, precisa Mikhail Pogosian, jefe del grupo Sukhoi.

    Hasta la fecha, las restricciones legislativas han empujado a los inversores foráneos a rechazar la participación en diversos proyectos rusos. Eurocopter Vostok, por ejemplo, se retiró de la empresa conjunta que desarrolla el helicóptero Mi-38, porque no podía hacerse con el 25% de las acciones.

    Adquirir una participación en las plantas aeronáuticas de Rusia es algo que interesa hoy a muchos inversores extranjeros, entre ellos, la francesa Snecma que desde hace tiempo tiene la mirada puesta en el grupo Saturn; Hamilton Sundstrand, división de la empresa norteamericana United Technologies, que aspira a comprar acciones del grupo Nauka; o el consorcio europeo EADS, al que le gustaría incrementar su participación en el capital del grupo Irkut. Cada uno de estos pretendientes cuenta con cabilderos influyentes en la cúpula rusa, quienes podrían demandar excepciones similares a las que se han hecho para los italianos. De momento, las autoridades federales rehúsan decir hasta qué grado podría extenderse el precedente sentado por Finmeccanica y Sukhoi.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik