En directo
    Noticias

    RUSIA DEBE DESHACERSE DE LOS CONTRATOS LEONINOS FIRMADOS CON OCCIDENTE EN MATERIA ENERGÉTICA

    Noticias
    URL corto
    0 1 0 0

    La escasez global de agentes energéticos, con la que la Humanidad puede chocar ya en los próximos 10 años, transforma los hidrocarburos rusos de un recurso comercial en uno de carácter estratégico, que le permitirá a Rusia cambiar a su favor el orden mundial.

    La escasez global de agentes energéticos, con la que la Humanidad puede chocar ya en los próximos 10 años, transforma los hidrocarburos rusos de un recurso comercial en uno de carácter estratégico, que le permitirá a Rusia cambiar a su favor el orden mundial. En relación con ello, debe ser revisada toda la política que aplica el Estado. Pero hoy día el término  “superpotencia energética” es sinónimo del “apéndice energético”, y no hace más que encubrir el humillante hecho de la participación muy poco eficaz de Rusia en la división internacional del trabajo.

    El país vende materias primas relativamente baratas, permitiendo a sus socios extranjeros obtener colosales beneficios de su transformación. Además, cumple cabalmente varios contratos leoninos concertados con Occidente, que traen a la mente la época colonial. Por ejemplo, el Consorcio de Tuberías del mar Caspio tanto compite con los exportadores de petróleo rusos como viola directamente leyes de Rusia. Por ejemplo, según unos convenios de repartición de la producción concertados para los yacimientos de Sajalin, los inversionistas extranjeros obtienen casi la totalidad de los beneficios que surte la extracción de petróleo y gas rusos, mientras que la Federación de Rusia, además de compensarles unos gastos adicionales relacionados con ello, obviamente exagerados,  resulta ser la deudora de ellos.

    O sea que el país exporta sus recursos naturales para devolverle después el dinero recibido a Occidente y con ello estimular su desarrollo.

    Antes que nada debemos renunciar a cumplir los contratos leoninos firmados a comienzos de la década del 90 con unos monopolios globales. La detección de motivos corrupcionistas por parte de unos funcionarios rusos en la firma de tales contratos concertados en condiciones muy desventajosas, según normas del Derecho Internacional permite reconocer la nulidad de su valor jurídico. Los convenios de este tipo deben ser prohibidos por la ley.

    Para elevar el grado de la transformación del producto exportado, hace falta construir refinerías modernas, así como prever el cese total de la exportación del petróleo crudo por ferrocarril y en buques cisterna, sustituyéndola por la exportación de derivados de petróleo. Los ingresos que se obtienen de la exportación de materias primas  deben destinarse a la modernización del país, a introducir nuevas tecnologías, opina Mijail Deliaguin, jefe científico del Instituto de Problemas de la Globalización.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik