En directo
    Noticias

    LOS VIEJOS PARTIDOS DEMOCRÁTICOS PASAN A LA HISTORIA

    Noticias
    URL corto
    0 2 0 0

    La renuncia de “Yabloko” a participar junto con SPS (Unión de las Fuerzas de Derecha) en la formación de un partido democrático único, obliga a los demócratas a ponerse a pensar en cómo actuar en lo venidero. Ellos no descartan la posibilidad de seguir sosteniendo conversaciones con “Yabloko”, conscientes de que sin éste no podrán superar la barrera electoral del 7%. El propio “Yabloko” tampoco tiene muchas probabilidades de hacerlo solo.

    Los aliados de SPS dicen comprender mal la táctica utilizada por “Yabloko”, que participa en las negociaciones pero les da largas. Lo hace, probablemente, para ganar tiempo y en espera de quedar solo en el campo democrático en un momento, supone Ivan Grachev, presidente del Partido de Desarrollo de la Empresa Libre.

    Vladimir Lisenko, copresidente del Partido Republicano de Rusia, dice: Los viejos partidos ya están pasando a la Historia, este producto político ya no tiene demanda. Si el SPS y “Yabloko” no se unen y deciden participar en las elecciones parlamentarias como dos estructuras democráticas independientes, es casi seguro que resultarán perdedores ambos, afirma él.

    No se opera la unión, sino la ampliación de partidos. “Yabloko” ha absorbido a “Las Madres de los Soldados” y a  “Rusia Verde”, mientras que SPS se funde con los republicanos y el Partido de Desarrollo de la Empresa Libre. Al propio tiempo ambos se presentan como fervorosos partidarios de la unión, y a la otra parte, como la culpable de todo, dice Alexey Makarkin, subdirector general del Centro de Ingeniería Política.

    En opinión del politólogo, si en la próxima campaña electoral, SPS y “Yabloko” se enfrentan, volverán a dividir el electorado.

    Los haría unirse sólo la plena seguridad de que por separado ellos no ganarán las elecciones. Y de momento cada uno espera lograrlo organizando una buena campaña propagandística, encontrando patrocinadores y considerando los errores de antes. Ellos esperan repetir el éxito alcanzado en 1999, pero olvidan que ya estamos en otra época, dice Makarkin.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik