En directo
    Noticias

    RUSIA NO QUIERE SER APÉNDICE DE MATERIAS PRIMAS DE OCCIDENTE, SOSTIENE EL ALCALDE DE MOSCÚ

    Noticias
    URL corto
    0 2 0 0

    La mejor palabra para caracterizar las relaciones actuales entre Rusia y Occidente sería perplejidad. Esta perplejidad se manifiesta en ambas partes, pero su causa fundamental radica en el ruidoso desconcierto y una ajetreada preocupación que se rastrean en la reacción de Occidente a los sucesos en Rusia.

    Después de dos décadas de retrocesos, Rusia ha recobrado energías, volviendo a desempeñar un notable papel en el escenario político. Rusia ha sabido recuperarse tras una dolorosa pausa geopolítica y los graves traumas ocasionados por la desintegración de la Unión Soviética.

    Durante 15 años a Rusia se la enseñó a vivir según las reglas de la economía de mercado, y ahora Occidente lamenta que haya aprendido bien estas reglas. El problema fundamental estriba en que Rusia realmente aspira a una participación más justa en la globalización y la economía mundial.

    Los recursos energéticos de Rusia objetivamente constituyen su ventaja competitiva. Pero Rusia no se propone simplemente sacar provecho de estos recursos. Todo lo contrario, Rusia se muestra dispuesta a promover la cooperación y a invertir estos recursos en la seguridad energética y, expresándolo en términos más amplios, en la seguridad económica global. Desde luego que al mismo tiempo, nuestro país confía en que se le otorgarían oportunidades iguales y justas de participación y cooperación en otros procesos económicos globales.

    En suma, Rusia no desea ser apéndice de materias primas de Occidente, pero con sus recursos y posibilidades sí desea crear unas reglas de juego más justas en el mundo, propiciando de esta manera su desarrollo y estabilidad. El que estas iniciativas de Rusia se pongan en tela de juicio no puede cambiar la realidad. Si Occidente rehúsa mantener esta clase de cooperación y simplemente la teme, ello no hace sino acentuar la orientación oriental de los proyectos económicos de Rusia, opina Yuri Luzhkov, alcalde de Moscú.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik