05:37 GMT +322 Octubre 2017
En directo
    Noticias

    JUECES BRITÁNICOS NO CONSEGUIRÁN REPRIMIR LA PIRATERÍA MUSICAL EN RUSIA

    Noticias
    URL corto
    0 3 0 0

    La Industria Fonográfica Británica (BPI), que ha presentado una demanda contra el servicio ruso de descarga de música Allofmp3.com, se propone recurrir a la justicia británica. Expertos señalan que los jueces rusos serán los que dirán la última palabra: no hace mucho habían devuelto un expediente judicial al tribunal para que completara las diligencias.

    Los precios que ofrece el sitio ruso Allofmp3.com son diez veces inferiores a los de mercado, pues una canción cuesta $0,1 (en Europa casi $1) y un álbum, cerca de $1 (en Europa, de $5 a $11). A propósito, Allofmp3.com es el único sitio del segmento ruso de Internet mencionado en el informe sobre las barreras comerciales que impiden ingresar a Rusia en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

    Aparte de los ingleses, la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI) también quiere castigar a los comerciantes de Allofmp3.com. En primavera, la Fiscalía de Moscú había instruido una causa judicial contra el propietario de esa tienda digital, Denis Kvasov. La respectiva demanda la había interpuesto la IFPI en nombre de  Universal International Music, Warner Music и EMI Music International.

    "En mayo, el Tribunal del distrito Cheriomushki había procedido a examinar ese expediente pero muy pronto lo devolvió para que fueran completadas las diligencias", informó el jefe de la oficina de la IFPI en Moscú, Igor Pozhitkov.

    Los derechohabientes extranjeros afirman que la Sociedad Rusa de Multimedia y Redes Digitales (ROMS, en ruso) no les paga ni un centavo por la música que se descarga en Rusia. "Los precios de las canciones descargadas de Internet los regula el mercado y no la ley –dice Oleg Nezus, director general de la ROMS–. La disposición sobre el pago de derechos de autor (1993) no reglamenta de ningún modo la venta de música a través de Internet".

    Yuri Dobronravov, del bufete de abogados "Dobronravov y socios", considera que los británicos no conseguirán nada. "Un tribunal británico podría enviar a sus colegas rusos la respectiva orden judicial, pero sólo el juez ruso podrá obligar a cumplir el fallo de los jueces ingleses", explicó.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik