En directo
    Noticias

    PERSPECTIVAS DE LOS PARTIDOS DE DERECHA EN LAS ELECCIONES A LA DUMA DE ESTADO DE 2007

    Noticias
    URL corto
    0 2 0 0

    Moscú, 14 de junio, RIA Novosti. Los partidos de derecha lograrán estar representados en la Duma de Estado tras las elecciones de 2007 sólo en el caso unirse o surgir un líder nuevo, sostienen expertos.

    La unión entre SPS (Unión de las Fuerzas de Derecha) y Yabloko es posible sólo en forma de adhesión de una parte de la primera  a Yabloko, dice el politólogo Serguey Markov.

    Al comentar las manifestaciones de Yabloko hechas el último fin de semana en su congreso, de que es imposible unirse con SPS, Markov ha señalado que ello no significa la pérdida de la esperanza de los liberales de superar la barrera del 7% en las elecciones parlamentarias de 2007.

    Al contrario, una unión plena con SPS enterraría tal perspectiva, sostiene Markov. Según él, precisamente Yabloko debe servir de una base aglutinante para los liberales. En cuanto a las perspectivas de SPS, el politólogo las valora del modo siguiente: SPS es, en esencia, un proyecto político concluido, que debe ser desmontado.

    En opinión del director general del Centro de Ingeniería Política, Boris Makarenko, si se trata de formar un partido único, hay que hacerlo en los próximos meses. Nada indica que en el año y medio que quedan hasta las elecciones aumente el electorado de los liberales. Según los más optimistas cálculos, el potencial sumario de los partidos de derecha no excede el 15%. O sea que ninguno de los partidos existentes será capaz de reunir en solitario el 7% , dice el experto.

    A su vez el director de la revista “La clase política” y del periódico “Novedades de Moscú”, Vitaly Tertiakov, sostiene que en la renuncia de Yabloko de unirse con SPS no hay nada nuevo. Desempeña su papel en ello la personalidad del cabeza de Yabloko, Grigory Yavlinski. A él no lo puede satisfacer ninguna estructura que pueda diluir su posición de líder ideológico único, dice Tretiakov. Según él, la idea de crear un partido democrático aunado carece de perspectivas. Primero, porque ninguno de los líderes tiene una ideología capaz de ganar un considerable número de partidarios. Y segundo, les falta la base social. La situación de los liberales se complica también por el hecho de que las actuales autoridades estén demostrando un componente liberal en la política que aplican, lo que disminuye para los primeros la posibilidad de actuar como una oposición que las critica. A juzgar por todo, el problema no radica en los defectos  que tienen los partidos de derecha y sus líderes, sino es mucho más profundo: el electorado ruso en su masa rechaza la idea liberal. Además, durante los últimos años muchos se han decepcionado de esa ideología, afirma Tretiakov.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik