En directo
    Noticias

    ¿CÓMO CONSEGUIR UNA ENTRADA BARATA AL MERCADO EUROPEO DE TRANSPORTE AÉREO?

    Noticias
    URL corto
    0 2 0 0

    Los empresarios rusos ya participan con frecuencia en la privatización de pequeñas compañías de aviación extranjeras. Pero tal parece que los europeos no sienten mucho interés por los inversores rusos.

    Estos días ha trascendido en la prensa que la Corporación Nacional de Reservas (CNR), cuyo copropietario es el diputado Alexander Lebedev, adquiriría gustosamente la empresa búlgara de transporte aéreo "Bulgaria Air".

    "La gestión de activos en el sector de transporte aéreo siempre había atraído a la CNR –explica Oleg Panteleev, director del servicio analítico "AviaPort"–. La compra de 'Bulgaria Air' sería una entrada relativamente barata al mercado europeo de transporte aéreo".

    El experto indica que el transportista aéreo búlgaro había tenido experiencia en la explotación de aviones soviéticos. "La compañía búlgara, además, representa interés para CNR como compradora potencial de la aeronave Tu-214", afirma Panteleev.

    El parque de aviones de "Bulgaria Air" consta nada más de ocho naves arrendadas Boeing-737. Los ingresos de la compañía búlgara en 2005 habían totalizado $137 millones.

    El Gobierno de Bulgaria ha planteado unas condiciones bastante rígidas para el inversor: debe poseer activos por un valor no menos de $250 millones y el 51% de sus acciones debe pertenecer a una compañía búlgara o europea. Para cumplirlo, la CNR necesitará fundar una empresa mixta o registrar una compañía nueva.

    De hecho, la CNR sigue el camino de "KrasAir", cuyo director general Boris Abramovich intenta desde hace más de un año comprar al transportista aéreo húngaro "Malev". Por ahora esos intentos resultan infructuosos. Es muy probable que los húngaros no quieran tener en calidad de socio a una empresa de transporte aéreo rusa. Expertos comentan que Bulgaria tampoco se ve interesada en inversores rusos.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik