En directo
    Noticias

    KIRCHNER ORDENA APERTURA DE SUMARIO CONTRA MILITARES RETIRADOS EN ARGENTINA

    Noticias
    URL corto
    0 3 0 0

    TeleSUR / 08/06/2006

    El presidente argentino, Néstor Kirchner, ordenó la apertura de sumarios contra seis militares retirados que participaron el pasado 29 de mayo en un acto de homenaje a las víctimas de la subversión, en el que se habría revindicado la represión ilegal durante la última dictadura (1976-1983).

    La medida involucra al general de Brigada Juan Miguel Giuliano, a los coroneles Miguel Angel Sciurano, Rodolfo Solís, José Gaspar Chas y Guillermo Viola, y al teniente coronel Emilio Guillermo Nani.

    El sumario fue anunciado en Casa de Gobierno por el vocero presidencial, Miguel Nuñez, y lleva la firma del presidente Kirchner y de la ministra de Defensa, Nilda Garré.

    La investigación se sustenta en la necesidad de “esclarecer la responsabilidad de estos integrantes del Ejército en la participación del acto por la autodenominada Comisión de Homenaje Permanente por los muertos por la Subversión del 29 de mayo de 2006 en Plaza San Martín”.

    La tensas relaciones con el Ejército

    Desde el momento en que Néstor Kirchner se convirtió en presidente de Argentina hace tres años, sectores del Ejército se han irritado por sus críticas y política dura sobre derechos humanos, reportó TeleSUR.

    Sin embargo, conforme el Presidente avanza en sus planes de poner a punto las fuerzas armadas y reducir su autoridad, esas tensiones se están expresando abiertamente.

    Durante una ceremonia por el Día del Ejército celebrada en el Colegio Militar, con asiento en la localidad bonaerense de El Palomar el 29 de mayo, unos cuantos oficiales le dieron la espalda a Kirchner y otros abandonaron el podium, mientras pronunciaba un discurso en el que atacaba a las fuerzas armadas.

    Como presidente del país, "no tengo miedo", dijo Kirchner a la multitud en un momento dado. "No les temo". Entonces se fue sin pasar revista a las tropas reunidas para ello.

    Las denuncias de Kirchner se relacionaban con dos hechos trascendentales, la denuncia de espionajes a funcionarios de gobierno en una base militar y el acto organizado en mayo en el cual se revindicó el terrorismo de estado con la presencia de militares en actividad y retirados.

    ”El Presidente de la nación quiere tener un ejército en donde no haya manchas de sangre en las manos de los miembros del ejército y esta dirigiendo la fuerza como corresponde con la colaboración decidida y valiosa de la ministra de defensa”, explicó Jaime Cesio, ciudadano de Buenos Aires.

    Como respuesta a la agresión, la ministra de Defensa Garré, decidió instruir el sumario a los oficiales. Los acusados de espionaje también han sido llamados a declarar ante la justicia.

    "Al Gobierno no le va a temblar el pulso para castigar con toda severidad los actos de indisciplina de militares que signifiquen la reivindicación del terrorismo de estado", aseveró Garré a periodistas.

    Agregó que “la misión es reincorporar definitivamente  a las fuerzas armadas a la sociedad y desarrollar en forma profesional la misión", ratificó además que los liceos seguirán funcionando.

    La comisión de Defensa de la Cámara de senadores argentina declaró su repudio y rechazo al acto de los militares el  pasado 29 de mayo.

    Para María Perceval, presidente de comisión de Defensa del Senado argentino, se trata de una minoría “absolutamente minoritaria”.

    “La gran mayoría de los hombres y mujeres de las fuerzas armadas quieren, aceptan, coinciden ser unas fuerzas armadas que formen parte de un sistema de defensa dentro de un estado de derecho y en una democrática donde se respeta irrestrictamente a los derechos humanos”, aseguró.

    Después de la historia oscura de violación a los derechos humanos, el mandato de la ministra de Defensa es consolidar unas fuerzas armadas integradas a la sociedad y más democráticas.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik