En directo
    Noticias

    ORQUESTA FILARMÓNICA DE LAS AMÉRICAS DEBUTARÁ EN NUEVA YORK

    Noticias
    URL corto
    0 1 0 0

    TeleSUR / 06/06/2006

    La Orquesta Filarmónica de las Américas debuta esta semana en el prestigioso Lincoln Center de Nueva York bajo la batuta de su fundadora, la joven directora y pianista mexicana Alondra de la Parra.

    La orquesta, que difunde la obra de compositores latinoamericanos, presentará este jueves en ese privilegiado marco el estreno mundial de una pieza del músico venezolano Paul Desenne, titulada "Concierto para Contrabajo".

    La composición será interpretada por el contrabajista venezolano Edicson Ruiz, que con sólo 20 años de edad ya tiene en su bagaje el ser el músico más joven en formar parte de la Filarmónica de Berlín, en los 124 años de historia de esa orquesta.

    "Es una pieza en tres movimientos, o tres ambientes diferentes, y cada uno tiene muchas secciones", declaró a la agencia de noticias EFE Desenne, cuya última presentación en el Lincoln Center fue en 2004, con el estreno de "Sinfonía Burocrática ed Amazzonica", por el New Juilliard Ensemble.

    Desenne (Caracas, 1959) dice que su obra deriva de "un proceso de escritura automática que la hace muy fresca y espontánea".

    "Lo simpático de una obra musical clásica es que está en construcción hasta el momento de su estreno, que es cuando se pone la última capa de pintura", apuntó el músico en cuyas composiciones convergen las tradiciones orales, las músicas rituales y populares del continente, y las formas escritas de la composición occidental.

    Para el solo a cargo de Ruiz, Desenne asignó al contrabajo el rol principal, pero "no un protagonismo lírico o temático".

    "No se trata del gran héroe. Su papel es más bien lúdico. Es expresionismo tropical, por ponerle una etiqueta. Como en el circo, el contrabajista hará sus acrobacias y saltos mortales. Será como el elefante haciendo ballet", explicó.

    Según De la Parra, de 24 años de edad, que debutó como directora orquestal al frente de la Filarmónica de Buenos Aires en 2004, este concierto es la oportunidad perfecta para presentar en Nueva York un ejemplo del escaso repertorio latinoamericano para contrabajo y orquesta.

    "Pocas veces escuchamos aquí a un joven virtuoso del contrabajo interpretando con tanta frescura una obra tan rica en nuevos sonidos", apuntó a EFE De la Parra, que fundó su orquesta como un foro abierto a la experimentación y al talento joven.

    El riesgo y la innovación son parte integral de la filosofía de la orquesta, que para su debut en Nueva York presentó una obra inspirada en el encuentro entre México y Brasil en el Mundial de 1999, en el que México ganó cuatro goles a tres.

    "Hay que hacer esfuerzos por crear lenguajes y repertorios nuevos y no repetir siempre a los mismos compositores latinoamericanos. Somos países con mucha tradición, folclor y creatividad, así que podemos inventar lo que queramos", declaró De la Parra.

    La orquesta, compuesta por 60 músicos con una edad promedio de 24 años, se fundó en Nueva York por su diversidad cultural y por servir como centro de conexión entre los compositores e intérpretes que viven en Estados Unidos y Latinoamérica.

    Entre sus metas está enriquecer el repertorio latinoamericano, crear un nuevo público y atraer a los jóvenes con una propuesta que rompa con los estereotipos de que la música clásica es seria, aburrida y sólo para entendidos.

    "Tiene que ver con la forma cómo presentas un concierto, con el repertorio y cómo se anuncia y se habla de esto en el escenario. Hay que acabar con la solemnidad asociada a la música clásica y la concepción de que está hecha para un elite", apuntó De la Parra.

    La directora de orquesta aseguró que la experiencia de un concierto de música clásica debe ser placentera, no una tortura, y ha comprobado que "si los músicos se relajan, el público se relaja".

    "Hay un miedo a no saber qué estás escuchando o a aplaudir cuando no se debe, y no debería ser así. La música es un arte que se debe vivir con pasión y diversión. No hay que vestirlo de frac o presentarlo con pompas y flores", señaló.

    Además de la composición de Desenne, el repertorio que presentará la orquesta en el Lincoln Center incluye las obras "Tangazo", de Astor Piazzolla, la obertura de "West Side Story", de Leonard Bernstein, y la suite "Redes", de Silvestre Revueltas.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik