12:39 GMT +325 Septiembre 2017
En directo
    Noticias

    LA EMPRESA MINERA "NORNIKEL" PUEDE PASAR BAJO CONTROL DEL ESTADO

    Noticias
    URL corto
    0 2 0 0

    Las autoridades estudian la posibilidad de incluir los yacimientos de níquel en la lista de reservas estratégicas. En este caso, señalan expertos, pasarían bajo control del Estado las propias empresas mineras, en primer lugar "Nornikel".

     

    "El esquema es fácil –dice el analista Dmitri Parfionov de "Prospekt"–. Primero se anuncia que los yacimientos de níquel son reservas estratégicas, y después se hablará del control estatal sobre 'Nornikel'".

    Según estiman analistas, las empresas mixtas con capital extranjero podrán participar en la explotación de yacimientos estratégicos únicamente si la participación de las compañías nacionales en esas empresas alcanza al menos un 51%. Es el esquema al que se atiene el proyecto que ejecuta "Nornikel" con la empresa anglo-australiana RIO Tinto. Se trata de la fundación de una empresa conjunta con un 49% de participación extranjera.

    "Ya se sabía que el Estado anunciará los yacimientos de níquel reservas estratégicas, al igual como había pasado con las minas de oro y los yacimientos de cobre –explica el analista Viacheslav Zhabin de "BrokerCreditService"–. El hecho de que el Estado 'estudiará la posibilidad de ejercer el control' no significa nada porque basta ver los precios de los metales en el mercado mundial y las tendencias a su crecimiento".

    "La decisión será tomada muy pronto", agregó.

    A su juicio, la actitud del Estado es absolutamente justificada: en el mundo no cesa la lucha por los recursos minerales y por lo tanto es inadmisible perder el control sobre las reservas de materia prima con que cuenta el país. "Claro, el carácter estratégico de las reservas complicará la vida a las compañías extranjeras que participan en las explotaciones, pero ya sabrán resolver esos problemas", afirmó el experto.

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik