En directo
    Noticias

    EL MAYOR RETO PARA RUSIA EN EL SIGLO XXI VIENE DE ASIA

    Noticias
    URL corto
    0 1 0 0

    Los procesos que se van operando en el continente asiático suponen el mayor reto para la seguridad nacional de Rusia en las próximas décadas y podrían convertirse en una amenaza seria en caso de que Moscú permanezca cruzada de brazos o reaccione de forma inadecuada ante ellos, opina Nikolay Spassky.

    Moscú, 6 de junio, RIA Novosti. Los procesos que se van operando en el continente asiático suponen el mayor reto para la seguridad nacional de Rusia en las próximas décadas y podrían convertirse en una amenaza seria en caso de que Moscú permanezca cruzada de brazos o reaccione de forma inadecuada ante ellos, opina Nikolay Spassky, subsecretario del Consejo de Seguridad de Rusia.

    El despertar de Asia augura ante Rusia oportunidades inauditas pero es necesario saber aprovecharlas correctamente, señala él en una entrevista a Rossiyskaya Gaceta.

    ‘A menos que Rusia se incorpore a los procesos de integración asiática y al algoritmo del vertiginoso crecimiento económico que se ha formado en esta región, no podrá resolver los enconados problemas del relanzamiento económico de Siberia y el Lejano Oriente, ni frenar la despoblación de las regiones orientales del país, ni garantizar la seguridad nacional ante los nuevos retos y amenazas en Asia’ – destaca Spassky.

    La única forma de superar el creciente atraso tecnológico, incrementar de manera radical la competitividad y transformarse en uno de los centros autónomos del poder en el mundo del siglo XXI es ‘fomentando el papel tradicional y natural de Rusia como puente entre dos civilizaciones: Occidente y Oriente’.

    La mayor nación del Asia Pacífico, China, se va convirtiendo rápidamente en una fuerza equiparable a EE.UU. en potencia total, en opinión del experto ruso, según el cual ‘el antagonismo y la cooperación entre dichos centros del poder va a determinar en gran medida la configuración global en este siglo’.

    Del amplio repertorio de alianzas postsoviéticas, la Organización de Cooperación de Shanghai es la única que ha sido un éxito incuestionable y es muy importante para Rusia mantener el actual vector en el futuro desarrollo de este organismo, que dispone de todos los elementos necesarios para transformarse en la pieza central dentro de la arquitectura del Asia emergente. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik