En directo
    Noticias

    RUSIA LE HACE RECORDAR A OCCIDENTE EL PRECIO DE LA SEGURIDAD ENERGÉTICA

    Noticias
    URL corto
    0 110
    El presidente de la Unión de Empresarios e Industriales de Rusia (UEIR), Alexander Shojin, ha advertido a los europeos de que el gas ruso no alcanzará para todos. En opinión de analistas, esta declaración fue hecha de cara a la próxima cumbre del G-8 y está llamada a recordarle a Occidente que la seguridad energética tiene su precio.

     

     

    “El volumen de los suministros a China es tal que pueden presentarse problemas con las exportaciones de gas a Europa”, manifestó Shojin en París en una reunión dedicada a petróleo y gas. Según él, esta circunstancia ofrece un motivo no sólo a los consumidores sino también a los productores para reflexionar en la diversificación de los suministros.

    En opinión de politólogos, el planteamiento de Shojin debe interpretarse como parte del regateo político antes de la cumbre del G-8 en San Petersburgo. Moscú propuso como tema central la seguridad energética, de modo que los consumidores deberán reflexionar en el precio que estén dispuestos a pagar por ello.

    “Lo dicho por el presidente de la UEIR no es otra cosa que un ardid para intimidar a Europa y regatear para Gasprom unos términos más favorables de acceso a las redes europeas de distribución de gas”, afirma Galina Sapeko, experta del Centro de Coyuntura Política. “Es una parte del regateo gasístico con Europa para, digamos, obtener la posibilidad de acceso a las redes distribuidoras”, comparte el punto de vista de su colega Alexei Makarkin, Director General adjunto del Centro de Ingeniería Política.

    Ello no obstante, los analistas divergen en las apreciaciones de las consecuencias que pueda acarrear la declaración del presidente de la UEIR. “A las autoridades oficiales de Rusia les es incómodo hacer tales declaraciones –opina Makarkin-, porque se les podría incriminar el incumplimiento de los compromisos asumidos. Shojin, mientras tanto, no es un funcionario público y está absolutamente libre en exteriorizar su opinión, sin que el Estado luego se vea obligado a desmentirlo. De todas formas, está claro que lo hace con el visto bueno de las autoridades”.

    “La declaración es muy inoportuna –objeta Sapeko-. Desde hace más de medio año Rusia viene intentando restablecer su reputación de segura suministradora de gas a Europa, y lo dicho por Shojin está en divorcio de las anteriores declaraciones de los ejecutivos de Gasprom sobre el cumplimiento de los compromisos contractuales”.

    Desde luego, continúa el analista, en Europa se fían más de los ejecutivos del monopolio gasístico ruso, mientras a Shojin es difícil catalogarlo entre los políticos de primera fila, pero la prensa occidental podría aprovechar sus palabras para proseguir con la campaña antirrusa.

     

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik