En directo
    Mundo
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Los gobiernos de todo el mundo deben tomar medidas para minimizar la propagación del COVID-19 en las cárceles y otros centros de internamiento, se afirma en un comunicado de varias organizaciones de la ONU.

    La declaración fue firmada por la directora ejecutiva de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Ghada Fathi Waly; el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus; la directora ejecutiva del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida, Winnie Byanyima, y la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

    "Nosotros, los líderes de las instituciones mundiales encargadas de velar por la salud, los derechos humanos y el desarrollo, aunamos nuestras fuerzas para llamar la atención de los Gobiernos con respecto a la elevada vulnerabilidad a la pandemia de COVID-19 de los prisioneros y de otras personas privadas de su libertad", dice el comunicado publicado este 13 de mayo.

    La declaración insta "a todos los responsables de los diferentes países a adoptar las medidas necesarias en materia de salud pública, para atender a las necesidades de esta población vulnerable".

    "Si bien sabemos que el riesgo de que el COVID-19 se adentre en las cárceles y en otros centros de detención varía de un país a otro, insistimos en la urgencia con la que es necesario minimizar la presencia de la enfermedad en estos entornos", añade la nota.

    Además, subraya la importancia de garantizar la aplicación de las medidas preventivas necesarias para evitar brotes aún mayores del coronavirus.

    "Igualmente, insistimos en la necesidad de establecer un sistema de coordinación actualizado que reúna a los sectores sanitarios y judiciales, mantenga bien informado al personal de prisión y garantice el respeto en estos centros a todos y cada uno de los derechos humanos", dice la declaración.

    Los organismos de la ONU también piden evitar la sobrepoblación observada en muchos centros de detención "que mina la higiene, la salud, la seguridad y la dignidad humana" y "constituye un obstáculo insuperable de cara a la prevención, la preparación o la respuesta" al nuevo coronavirus.

    "Los animamos a todos a esforzarse por adoptar otras medidas no privativas de libertad. Estos esfuerzos deberían abarcar también mecanismos de liberación para las personas con mayor riesgo de contraer la COVID-19, como la gente mayor y los presos con enfermedades previas", dice la nota.

    Del mismo modo, se propone liberar también a las personas cuya libertad no comprometa la salud pública, por ejemplo, individuos condenados por delitos menores y no violentos, sobre todo a las mujeres y los niños. 

    Etiquetas:
    cárcel, coronavirus de Wuhan, pandemia de coronavirus, coronavirus, COVID-19, ONU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook