En directo
    Mundo
    URL corto
    3356268
    Síguenos en

    Los abogados del país norteamericano acusan al Gobierno chino de negligencia y de ser responsables de la propagación del coronavirus por el mundo.

    Según los letrados, que dieron comienzo a una acción legal de escala histórica, las autoridades del país asiático mostraron negligencia en su manejo de la situación entorno a la propagación del coronavirus SARS-CoV-2 que llevó al brote de la enfermedad COVID-19 por todo el mundo.

    Además, los abogados de EEUU acusan a China de encubrir el surgimiento de la enfermedad y los sucesos relacionados. Esta primera demanda colectiva, que fue presentada en Florida en marzo, involucra a miles de demandantes provenientes de 40 países. Entre ellos se encuentran el Reino Unido y EEUU.

    La acción legal ha sido emprendida por la firma Berman Law Group, cuyo estratega jefe, Jeremy Alters, aseguró que "los líderes de China deben rendir cuentas por sus acciones". En la firma también trabaja el hermano del candidato presidencial demócrata Joe Biden, Frank.

    "Nuestro objetivo es exponer la verdad", afirmó Alters, citado por Daily Mail.

    A pesar de que las naciones gozan de inmunidad legal, los letrados de la compañía destacan que la ley de EEUU contempla excepciones. Estas son posibles cuando se dan daños personales, de propiedad o cuando acciones en el extranjero impactan a las empresas del país norteamericano.

    Otra denuncia similar fue interpuesta en nombre de los trabajadores de la salud. Según la acusación, Pekin está acaparando los suministros médicos que hacen falta para salvar vidas. Esta segunda denuncia la lleva el centro israelí Shurat HaDin, que tiene experiencia en representar a víctimas del terrorismo en todo el mundo.

    Sin embargo, según los representantes de la compañía, esta demanda también será lanzada desde EEUU, puesto que "la mayoría de los demás países temen la venganza de China".

    La firma israelí también sostiene que China no podrá aludir a la inmunidad soberana si se llega a demostrar que la presunta negligencia y comportamiento imprudente de Pekin fueron tan graves, que se podrían equiparar a un acto de terrorismo.

    "China luchará con uñas y dientes. Si se demuestra negligencia, sería una catástrofe para ellos", destacó el representante de la compañía.

    La posición del gigante asiático

    Por su parte, Pekín ha rechazado estas acusaciones a través del portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Zhao Lijian. El Gobierno del país asiático sostiene que no escondió información sobre el brote del nuevo coronavirus ni sobre el número de muertes.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook