11:05 GMT +313 Diciembre 2019
En directo
    Julian Assange, fundador de Wikileaks

    Con nueva acusación, EEUU busca "posicionar a Assange como un hacker", según analista

    © AFP 2019 / JUSTIN TALLIS
    Mundo
    URL corto
    211
    Síguenos en

    Que el fundador de Wikileaks Julian Assange haya mantenido reuniones durante su asilo en la embajada de Ecuador en Londres es algo "absolutamente normal y no hay ningún problema en relación a eso", dijo a Sputnik el analista ecuatoriano Amauri Chamorro.

    Chamorro, especializado en comunicación política y asesor del Gobierno de Rafael Correa, relativizó la trascendencia de las reuniones que Assange mantenía dentro de la sede diplomática ecuatoriana en Reino Unido, que, según un informe de CNN, habrían tenido el objetivo de preparar el 'hackeo' de las elecciones de 2016 en EEUU.

    "Julian Assange es una referencia mundial desde hace muchos años en materia de derechos humanos y libertad de expresión, dos valores que siempre han sido de las grandes banderas de la Revolución Ciudadana", comentó el analista.

    En ese sentido, remarcó que "es evidente que el contacto de Assange con cualquier alto funcionario del Gobierno ecuatoriano era común, no solo por estos temas sino porque era un asilado político y eso exigía que conversara con cualquier persona del área diplomática del país".

    El reportaje de CNN afirma que, durante su asilo de siete años (entre 2012 y 2019), Assange "mantuvo contacto directo con altos funcionarios en Ecuador, incluido el excanciller Ricardo Patiño".

    Chamorro defendió la actuación del Gobierno de Rafael Correa (2007-2017) en el caso, asegurando que fue responsable de "haber salvado la vida de Assange". El especialista valoró que el período de Correa "es reconocido en el mundo por la defensa de los derechos humanos y la libertad de expresión".

    El especialista contrapuso eso a la actitud del actual Gobierno de Lenin Moreno, que "cometió una infracción gravísima y atropelló los derechos humanos y las convenciones internacionales que obligan a los Estados a proteger a los asilados".

    Para Chamorro, la nueva acusación "se ha construido para afectar la credibilidad de Assange y su defensa, con el objetivo de crear un relato que permita defender esta bárbara acusación de la fiscalía estadounidense".

    "Quieren posicionar a Assange como si fuera un hacker en vez de un periodista que ha trabajado para transparentar al mundo las formas en que EEUU ha afectado la soberanía de diversos países en el planeta", sostuvo.

    En la nota, el medio estadounidense plantea "posibilidades" sin pruebas, como "la posibilidad de que Assange haya podido mantener reuniones más delicadas dentro de la embajada, pero que todavía sean secretas". 

    El informe asevera, sin evidencia, que "a Assange se le permitió quedarse en la embajada y prepararse para detentar su poder cuando fuera el momento correcto". Ese momento habría sido "mediados de 2016 durante la campaña presidencial de EEUU". 

    Los articulistas pretenden sembrar la duda sobre la posición del Gobierno anfitrión, al decir que "no está claro" si Assange le informó a los ecuatorianos "que WikiLeaks estaba trabajando tras bambalinas para obtener documentos relacionados con la elección estadounidense", aunque aclara que Washington "nunca ha acusado públicamente a Ecuador” de haber ayudado a Assange o al Kremlin".

    Assange, de nacionalidad australiana, es requerido por las autoridades estadounidenses desde que su plataforma Wikileaks revelara documentos confidenciales que demostraban crímenes de guerra cometidos por soldados de ese país durante sus intervenciones en Irak y Afganistán.

    Etiquetas:
    Embajada de Ecuador en Reino Unido, espionaje, WikiLeaks, Julian Assange
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik