En directo
    Mundo
    URL corto
    131
    Síguenos en

    El portavoz de WhatsApp declaró que la compañía ha remitido al Departamento de Justicia de EEUU el incidente de la violación cibernética, en referencia a los informes anteriores sobre la aplicación de mensajería, utilizada para piratear los teléfonos de los usuarios.

    Whatsapp señaló que el ataque era "bastante sofisticado" y que tenía "todos los rasgos distintivos de una empresa privada que trabaja con los Gobiernos en tareas de vigilancia".

    Según los datos de la agencia Financial Times, la compañía israelí de inteligencia cibernética NSO Group supuestamente logró encontrar una manera de utilizar el mecanismo de llamada de la plataforma para piratear los teléfonos de la gente sin su consentimiento.

    No te lo pierdas: "Es imposible crear una protección contra esta vulnerabilidad de WhatsApp"

    El portavoz de WhatsApp reiteró que la empresa había dado cuenta a varias organizaciones de derechos humanos por todo el mundo del ataque a través de su plataforma. La empresa señaló, sin embargo, que sólo un "número selecto de usuarios fueron atacados". 

    "WhatsApp llama a la gente a actualizarse con la última versión de nuestra aplicación, así como a mantener actualizado su sistema operativo móvil, para protegerse de posibles ataques diseñados para comprometer la información almacenada en los dispositivos móviles", dijo el portavoz.

    El nuevo método de 'infección' del programa espía telefónico se utilizó contra un abogado con sede en el Reino Unido que participa en los esfuerzos de un grupo de periodistas mexicanos y críticos del Gobierno para demandar a la compañía israelí de inteligencia cibernética NSO Group. Se acusa a la empresa de proporcionar programas espía a los servicios secretos, que más tarde se utilizaron contra activistas, pero la misma compañía lo niega. Según Financial Times, NSO Group también fue responsable de crear el nuevo programa espía utilizado en los ataques de WhatsApp.

    WhatsApp, que cuenta con 1.500 millones de usuarios, detectó a principios de mayo que ciberdelincuentes podían instalar el software maligno a través de llamadas a la aplicación instalada en los iPhone y en los teléfonos con Android.

    También: ¿Eres adicto a WhatsApp? Estos son los síntomas

    El distribuidor del virus, la compañía israelí NSO Group, dijo al medio que el código maligno podía infectar dispositivos incluso si los usuarios no respondían las llamadas, y estas a veces desaparecían de los registros de llamadas.

    Etiquetas:
    ataque, espionaje, seguridad, Departamento de Justicia de EEUU, WhatsApp, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook