En directo
    Caza Su-35

    Los dobles raseros de EEUU: ¿qué países no serán 'castigados' por comprar armas rusas y por qué?

    © Foto: Sukhoi Company
    Mundo
    URL corto
    8333

    El Congreso de EEUU decidió no imponer sanciones contra la India, Indonesia y Vietnam por la compra de armamento ruso. No obstante, uno de sus aliados más importantes de la OTAN, Turquía, no podrá librarse de ser castigado.

    El hecho de adoptar una política más cautelosa en la región asiática y la aplicación de un doble rasero tienen su razón de ser.

    EEUU aún no tomó una decisión final sobre la imposición de sanciones contra países importadores de armamento ruso, pero ya se pueden hacer algunos pronósticos, cuenta la columnista de RT Nadezhda Alekséeva.

    La tentación de los S-400 rusos

    La adquisición de los novedosos sistemas de defensa antiaérea rusos generó descontento de los congresistas estadounidenses hacia Ankara. A pesar de las amenazas lanzadas por EEUU y sus intentos de impedir la transacción, Turquía no renunció a su contrato de compra de los sistemas S-400.

    Tema relacionado: Venganza por los F-35: EEUU sancionará a Turquía por adquirir los S-400 rusos

    La representante permanente estadounidense ante la Alianza Atlántica, Kay Bailey Hutchison, afirmó que "Rusia intenta atraer a Turquía a su lado para desestabilizar la alianza defensiva más potente de la historia: la OTAN".

    En esta situación, el país otomano se ve en una situación muy complicada y es difícil predecir lo que ocurrirá en adelante, afirma el director del Centro de Análisis de Estrategias y Tecnologías Ruslán Pújov.

    "La renuncia a los S-400 sería para Ankara una tremenda humillación. Tampoco pueden renunciar a la cooperación con EEUU. Por ello, lo más probable es que Turquía y EEUU busquen algún compromiso", explica.

    Por su parte, el experto del Instituto Internacional de estudios políticos Vladímir Bruter considera que las tensiones entre los dos países no se deben únicamente a la compra de sistemas de defensa aérea rusos y que detrás de la polémica también hay razones políticas.

    "Turquía está llevando una política muy independiente y demuestra que no piensa seguir la línea estadounidense. EEUU considera que hay que reaccionar a esta política para que los demás miembros de la OTAN no hagan lo mismo", dice el experto.

    Basta con amenazas

    La posibilidad de imponer sanciones contra otros países por cooperar con Rusia en el ámbito militar está prevista por la ley para Contrarrestar a los Adversarios de Estados Unidos a través de Sanciones (Caatsa). Dicha ley entró en vigor en enero de 2018 pero hasta ahora no se había aplicado en este campo, cuenta la columnista.

    "En Washington decidieron que para alcanzar el efecto deseado basta con simplemente amenazar con sanciones", comenta Alekséeva.

    Castiga a los aliados para asustar al enemigo

    Ahora que Washington se abre a hacer excepciones a la hora de aplicar esta ley, el senador Chuck Shumer, líder de la minoría demócrata en el Senado, propuso arrebatar a la Casa Blanca la oportunidad de hacer sus propias excepciones.

    Con ello, la autora destaca que Turquía no es el único socio de EEUU que compra armamento ruso. Arabia Saudí hace uso tanto de armas estadounidenses como rusas, y lo mismo ocurre en Irak. De acuerdo con ella, los Gobiernos de estos países "no estarán contentos" cuando tengan que elegir.

    Además, la aplicación indiscriminada de sanciones puede tener efectos negativos para EEUU. Por ejemplo, previamente el secretario de Defensa del país norteamericano dijo que la exclusión de Turquía del programa de los F-35 podría afectar a EEUU. Al fin y al cabo, el país otomano no solo compra estos cazas de quinta generación, sino que también participa en su desarrollo y creación.

    Más: La compra de los S-400 rusos por Turquía es un "tormento para la OTAN"

    No obstante, el Congreso decidió no hacer caso de las advertencias y mostró una actitud dura precisamente contra los países que prefieren el armamento estadounidense sobre el ruso. Así, la columnista señala que el 56% de las armas en Irak provienen de EEUU y tan solo el 22% son rusas. En Kuwait la relación es del 88% frente al 3%.

    De acuerdo con Ruslán Pújov, consultado por medio, el bloqueo del traspaso de los cazas F-35 a Turquía supondrá una grave violación de las obligaciones de EEUU y causará una impresión extremadamente negativa entre los demás importadores de armamento del país norteamericano.

    "Las probabilidades de vender los F-35 a los que no sean los aliados más cercanos a EEUU como el Reino Unidose reducirán a cero. EEUU debe entender que este paso tendrá consecuencias duraderas para la exportación de sus aviones", dijo Pújov.

    ¿Por qué hacer excepciones?

    El 62% de las importaciones armamentísticas de la India provienen de Rusia, y Vietnam compra el 11% de todas las armas vendidas por el país eslavo. Además, en la misma región está Indonesia, que también realiza compras cuantiosas de armas rusas, entre las cuales destacan los cazas Su-35. Con Indonesia Moscú también negocia la venta de submarinos, añade la columnista.

    Según explicó Vladímir Kozhin, exasesor presidencial de cooperación técnica-militar, en este país asiático también los sistemas de defensa antiaérea rusos S-400 causaron una particular preocupación en EEUU. No obstante, a diferencia de Turquía, Washington no ejerció presiones directas contra las autoridades indonesias.

    En cualquier caso, toda presión sería inútil porque la gran mayoría de las armas de la India y Vietnam son de producción soviética o rusa. Estas armas necesitan ser revisadas por un servicio técnico y las exigencias de EEUU serían simplemente imposibles de cumplir.

    Relacionado: Diálogo entre Rusia y la India sobre compra de S-400 continúa pese a objeciones de EEUU

    Además, en la India la actitud general es contraria al país norteamericano y cualquier intento de ejercer presión llevaría a un empeoramiento de las relaciones entre ambos países.

    "Incluso los senadores irresponsables y charlatanes lo entienden", destacó.

    La explicación para ello es bastante simple: en estos momentos EEUU está esforzándose por crear una coalición en la región para contrarrestar a China, que junto con Rusia es considerada como un enemigo por el país norteamericano.

    Bruter también considera que todos estos países llevan a cabo una política independiente y no permitirán que se les presione. Todavía más, la aplicación de sanciones contra Turquía aplazará un posible acercamiento de la India a EEUU, destaca el experto.

    Lo mismo ocurre con Indonesia: es un gigante regional y sin su apoyo es imposible hacer nada en la región, cuenta Bruter, que concluye que "EEUU entiende perfectamente con quién se puede ser agresivo y con quién no".

    También: "Nunca atacaron a nadie y ya ponen trabas": Bloomberg se queja de los S-400 rusos

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    ¿Promueve EEUU los Patriot en Turquía para competir con los S-400 y ni siquiera lo disimula?
    Acusan al Pentágono de propagar falsas noticias sobre el sistema ruso S-400
    Irak cambia sus Abrams por los tanques rusos T-90S… ¿pero por qué? (vídeo, foto)
    Etiquetas:
    defensa aérea, sanciones, Su-35, F-35, S-400 Triumf, OTAN, Kay Bailey Hutchison, Donald Trump, la India, Vietnam, Turquía, Indonesia, EEUU, Rusia