En directo
    Lugar del ataque químico en Jan Sheijun, Idlib, Siria

    Alto funcionario ruso descarta "fuga" de armas químicas soviéticas a manos terroristas

    © REUTERS / Ammar Abdullah
    Mundo
    URL corto
    0 10

    MOSCÚ (Sputnik) — La "fuga" de armas químicas de la época soviética a "terceras manos", incluyendo los terroristas, es imposible, declaró a Sputnik el viceministro de Industria y Comercio ruso, Gueorgui Kalamánov.

    Anteriormente Human Rights Watch publicó un informe que aseguraba en el Ejército sirio supuestamente utilizó en Jan Sheijun el pasado 4 de abril una bomba JAB-250 de fabricación soviética.

    "Respecto a la 'fuga' de armas químicas soviéticas a terceras manos, y mucho menos a manos terroristas, Rusia ha realizado reiteradas declaraciones de que jamás y bajo ninguna circunstancia entregó a nadie sus armas químicas, lo cual es imposible por una serie de razones", afirmó el vicetitular ruso.

    Según Kalamánov, "desde el momento en que Rusia se sumó a la Convención, fueron declaradas todas las reservas de armas químicas, comprobadas y confirmadas por inspectores de la OPAQ y posteriormente controladas por la organización durante todo el proceso de su destrucción".

    "Segundo, si en Siria hubiese aparecido la más mínima insinuación de que tal o cual sustancia era de procedencia soviética, ya todos los medios de prensa del mundo lo hubiesen anunciado", estimó.

    Además, alegó Kalamánov, hasta el momento no existe ninguna prueba concreta de que Damasco fuera responsable del ataque químico en Jan Sheijun, careciendo todas estas acusaciones de fundamento.

    "Respecto a Siria lo diré con pocas palabras: la delegación rusa ha expresado reiteradamente suposición en las reuniones oficiales de los directivos de la OPAQ, que radica en que no hay pruebas concretas de que las autoridades sirias utilizasen armas químicas, por tanto, todas las acusaciones carecen de fundamento", incidió.

    Este miércoles 27 de septiembre, Rusia destruyó el último kilogramo de sustancias tóxicas de uso militar que quedaba en el país.

    Lea más: Putin califica de histórica la destrucción total de armas químicas en Rusia

    De tal modo el programa federal que se llevaba a cabo desde 1996 concluyó antes del plazo fijado y Rusia cumplió en su totalidad sus compromisos ante la Convención para la Prohibición de Armas Químicas, al destruir alrededor de 40.000 toneladas de sustancias tóxicas.

    "Las exrepúblicas soviéticas no tenían reservas de armas químicas, los expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) visitan con regularidad las empresas de la industria química con el fin de cerciorarse de que allí no se desarrollan, no se fabrican ni se almacenan armas químicas y sus precursores", dijo el viceministro.

    Tras el colapso de la Unión Soviética, Rusia heredó unas 40.000 toneladas de armas tóxicas, que era el mayor arsenal del mundo en cuanto al peso.

    La Asamblea General de la ONU aprobó el 30 de noviembre de 1992 la Convención sobre la Prohibición de las Armas Químicas, que entró en vigor el 29 de abril de 1997.

    Rusia se adhirió a esta Convención en 1993 y en 1996 aprobó un programa para destruir su arsenal tóxico, los primeros proyectiles con armas químicas empezaron a ser desmantelados seis años después.

    Actualmente se unieron a la Convención 192 países, excepto Egipto, Corea del Norte, Sudán del Sur e Israel (que la firmó pero no ratificó).

    Además:

    El mundo espera respuestas sobre lo sucedido en la ciudad siria de Jan Sheijun
    Rusia llama a expertos a visitar Jan Sheijun antes de redactar informe de armas químicas
    Rusia califica de 'poca calidad' el informe de la OPAQ sobre Jan Sheijun
    Etiquetas:
    seguridad, armas químicas, Siria, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik