En directo
    Mundo
    URL corto
    142
    Síguenos en

    Una extraña turbulencia en un vuelo entre Moscú y Bangkok provocó lesiones graves en al menos 20 personas, entre ellas tres bebés. La inestimable ayuda de una chica rusa logró evitar víctimas mortales.

    De no haber sido por una joven estudiante de medicina que también estaba a bordo del Boeing de la compañía rusa Aeroflot, podría haber habido más víctimas.

    La aeronave experimentó una violenta ascensión al verse inmersa en un pozo de aire. Este hecho, que ocurrió 40 minutos antes del aterrizaje en el aeropuerto de Bangkok, afectó a los pasajeros que estaban de pie o no llevaban abrochados los cinturones de seguridad.

    El fenómeno se denomina turbulencia en aire claro (TAC). El peligro del TAC estriba en que puede ocurrir en un cielo perfectamente claro y sin presentarse aviso visual alguno, como la formación de nubes. En consecuencia, la tripulación no tuvo la oportunidad de anunciar a los pasajeros la necesidad de volver a sus asientos.

     

     

    La moscovita Ekaterina fue la única persona que supo exactamente qué hacer durante la emergencia y cómo ayudar a los heridos.

    Cuando la futura médica les dijo a los tripulantes que sabía poner inyecciones analgésicas y entablillar extremidades fracturadas, estos no tardaron en entregarle el botiquín. La pericia de la joven minimizó los daños de la turbulencia.

    "Había sangre por todas partes: en los reposabrazos, en el techo (…) Como me dedico a la medicina, no pude quedarme quieta, sin hacer nada", comentó Ekaterina, citada por el portal ruso Life.

    Varias fotos y grabaciones dramáticas tomadas por los pasajeros muestran a gente tumbada en el pasillo poco después de golpearse con el techo del avión.

    Según los testigos, la fuerza atmosférica arrancó a los niños de los brazos de sus madres. Los equipajes, igual que la comida y las bebidas de los carros, quedaron esparcidos por todo el pasillo del avión.

    "Los bebés estaban cubiertos de moretones, muchos perdieron la conciencia. Damos las gracias por seguir vivos", expresó la pasajera Evguenia Zubrova.

    Según informó la Embajada rusa en Tailandia, 27 individuos resultaron heridos. De ellos, 24 son de nacionalidad rusa y tres son tailandeses. Quince personas permanecen todavía en hospitales del país asiático.

    La aviación civil registra solo cerca de 750 casos de turbulencia en aire claro cada año.

    Además:

    Un avión de Aeroflot con destino a Moscú se declara en emergencia y vuelve a Zúrich (fotos,vídeo)
    ¡Cuidado! Los 13 aeropuertos más peligrosos del mundo
    Revelan qué pasó en el momento de la caída del MH370
    Etiquetas:
    aviación, turbulencia, Aeroflot, Rusia, Tailandia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook