En directo
    Mundo
    URL corto
    223
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El ciudadano sirio Jihad Ahmad Deyab, liberado de la cárcel estadounidense de Guantánamo, regresará a Uruguay desde Sudáfrica, donde las autoridades migratorias de ese país le vedaron el ingreso pese a contar con una visa de turista, confirmó a Sputnik una fuente de su círculo de amigos en Montevideo.

    El hombre de 45 años no pudo siquiera salir del aeropuerto de Johannesburgo; su vuelo de regreso tocará suelo uruguayo a la hora local 14:00 (17:00 GMT).

    Deyab, quien pasó más de 12 años en Guantánamo sin cargos y sin juicio, había partido el 15 de diciembre en total reserva, ya que muchos de sus allegados ni siquiera sabían que viajaría.

    Lo hizo con su documento internacional de viaje, expedido por el Ministerio de Exteriores uruguayo, y contaba con visa turística válida por 90 días, según dijo una de sus allegadas a esta agencia el viernes.

    Pero una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay aclaró a Sputnik que el Gobierno de Tabaré Vázquez "ya hizo todos los esfuerzos" para atender a Deyab, y que este viaje dependía solo de él.

    Según el portal local de noticias Subrayado, el viaje fue costeado por amigos de Deyab desde el exterior.

    Deyab, quien este mes cumplió dos años de residencia en Uruguay desde que fue liberado por EEUU en diciembre de 2014 y enviado a este país sudamericano con otros cinco exreclusos, hace tiempo intenta radicarse en otro estado y no ha podido ver a su familia, esposa y tres hijos, desde hace más de 14 años.

    En octubre, Deyab levantó una huelga de hambre que sostuvo 68 días en reclamo de ser reasentado en un país musulmán y reunificarse con su familia.

    El 5 de octubre, presentó un petitorio de nueve puntos al Gobierno, incluyendo el pedido de cuatro cartas dirigidas a Líbano, Qatar, Turquía y Venezuela, en las que las autoridades explicitaran que el hombre no tiene ningún impedimento para salir de territorio uruguayo.

    Dos días después, el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, sostuvo en una rueda de prensa que el Gobierno continuaba realizando gestiones para obtener un país musulmán o árabe que aceptara acoger a Deyab y a su familia, pero que no tenía hasta el momento una respuesta afirmativa.

    Con problemas graves de salud, el hombre no logró adaptarse ni obtener certezas para la reunificación con su familia en Uruguay.

    A inicios de junio de este año salió de este país para aparecer a fines de julio en el consulado uruguayo en Caracas, pidiendo ayuda para viajar a Turquía e insistiendo en que no quería volver a vivir en este país sudamericano, donde tiene estatus de refugiado.

    El Gobierno venezolano lo mantuvo detenido un mes y lo deportó hacia Uruguay el 29 de agosto.

    En junio de este año, en una audiencia en la cámara baja del Congreso de EEUU, el encargado del Departamento de Estado para el cierre de Guantánamo, Lee Wolosky, dijo a los congresistas que el Gobierno de Barack Obama había pactado con otros países mecanismos para asegurar la restricción de movimientos de Deyab y de otros liberados de Guantánamo.

    Además:

    Turquía rechazó a liberado de Guantánamo residente en Uruguay por huelga de hambre
    EEUU tiene solución para liberado de Guantánamo en huelga de hambre en Uruguay
    Desaparición de liberado de Guantánamo complica plan de Obama
    Etiquetas:
    Jihad Ahmad Deyab, Sudáfrica
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook