04:07 GMT +313 Diciembre 2019
En directo
    Serzh Sargsián, presidente armenio (archivo)

    Entrevista exclusiva con el Presidente de Armenia, Serzh Sargsián

    © Sputnik / Alexei Druzhinin
    Mundo
    URL corto
    4382
    Síguenos en

    EREVÁN (Sputnik) — El despliegue de los sistemas de misiles tácticos Iskander en el territorio de Armenia es una medida forzosa, declaró a Sputnik Armenia el presidente armenio, Serzh Sargsián.

    El presidente armenio subrayó que el despliegue de los sistemas de misiles tácticos Iskander en el territorio de Armenia es una medida forzosa.

    "Es una medida forzosa con el fin de equilibrar la situación militar en nuestra región", dijo en una entrevista con el director general de grupo mediático Rossiya Segodnya (matriz de Sputnik), Dmitri Kiseliov.

    Agregó que el vecino Azerbaiyán "en los últimos años adquirió armas modernas con regularidad".

    "Nosotros no tenemos las posibilidades de Azerbaiyán, me refiero a las financieras, pero tratamos de estabilizar la situación, encontrar un antídoto", señaló.

    Los sistemas Iskander, explicó, "son precisamente este antídoto".

    "Por supuesto, no queremos una carrera de armamento, pero ¿qué otra cosa se puede hacer si se siguen recibiendo amenazas de guerra y de exterminio físico cada día?; se deben tomar las medidas apropiadas", dijo.

    Lea más: Rusia y seis países de la CEI ponen a prueba su escudo de defensa antiaérea

    Subrayó que Armenia y Rusia tienen un acuerdo para el mantenimiento del equilibrio de fuerzas en la región.

    "Por supuesto sería mejor para la humanidad si no hubieran existido estos sistemas pero tienes que usarlos cuando te ves obligado", concluyó.

    El reforzamiento de la base militar rusa

    El presidente de Armenia, Serzh Sargsián, instó a potenciar la base militar rusa emplazada en su país en una entrevista a Sputnik.

    Armenia alberga una base rusa en la localidad de Gyumri, en el norte del país, que forma parte del sistema integrado de defensa antiaérea de la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

    "Una base es suficiente, simplemente se le debe dotar de más capacidad", aseguró Sargsián.

    Sargsián respondió así a la pregunta de si Armenia podría acoger más bases rusas en su territorio.

    Rusia mantiene en Gyumri sistemas de misiles antiaéreos S-300B y Buk-M1-2, así como cazas MiG-29, helicópteros de transporte Mi-8MT y de ataque Mi-24P. En 2010, Ereván y Moscú prolongaron hasta el año 2044 la vigencia del acuerdo sobre el emplazamiento de la base, además de ampliar el ámbito de su responsabilidad estratégica.

    A mediados de este noviembre, el presidente ruso Vladímir Putin dio luz verde a la propuesta de establecer con Armenia un grupo de tropas conjunto en el Cáucaso del Sur.

    El anteproyecto del convenio correspondiente, que se firmaría por cinco años con prórrogas automáticas a menos que alguna de las partes quiera rescindirlo, proclama como objetivo garantizar la seguridad en la región del Cáucaso.

    El futuro grupo conjunto se encargaría de proteger las fronteras de Armenia y Rusia y repeler una agresión armada a cualquiera de estos países. Por el momento, no se especifica el número de los efectivos ni los lugares de su emplazamiento.

    El papel de Rusia en el conflicto sirio

    Armenia apoya el proceder de Rusia al ayudar a Siria tras la solicitud emitida por esta, declaró el mandatario armenio.

    "Aprobamos completamente el hecho de que Rusia preste apoyo al Gobierno sirio tras su solicitud", apuntó Sargsián.

    La situación en Nagorno Karabaj

    El arreglo del conflicto en Nagorno Karabaj es posible sólo a través de un compromiso, declaró el presidente de Armenia.

    "Por supuesto, hay una solución, y entendemos que esta debe basarse en compromisos, no es una situación donde puede vencer Armenia, Azerbaiyán o Karabaj", explicó.

    El líder armenio recordó que el Grupo de Minsk de la OSCE (Rusia, EEUU y Francia) elaboró tres principios para el arreglo del conflicto en Nagorno Karabaj: la prohibición de la fuerza o la amenaza de la fuerza, la integridad territorial de los Estados, la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos.

    En ese sentido Sargsián destacó que Ereván está dispuesto a volver a las negociaciones con Bakú, "pero solo en la base de tres estos principios".

    Añadió que Ereván reconoce la integridad territorial de Azerbaiyán, pero a la vez considera que el derecho de los pueblos a la autodeterminación debe tomarse en consideración con el conflicto de Nagorno Karabaj.

    "Reconocemos la integridad territorial de cualquier Estado, Azerbaiyán incluido, pero la autodeterminación de los pueblos en absoluto se contradice con el principio de la integridad territorial, pues esta última se refiere a las relaciones entre Estados, y la autodeterminación, a las entre una capital y un pueblo que vive en forma concentrada", dijo Sargsián.

    Abogo por que "en el mundo civilizado todo se resuelva sin recurrir a la fuerza", en particular, cuando se trata de un pueblo que vive "en su tierra ancestral".

    "Si rechazamos la autodeterminación de los pueblos, entonces no debimos salir de la Unión Soviética, un paso que estuvo basado precisamente en este principio, por lo tanto, estos dos principios (de la autodeterminación de los pueblos y de la integridad territorial) no son contrarios", argumentó Sargsián.

    Destacó que está dispuesto a reunirse con el líder de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, si esta reunión resulta productiva.

    Más: Rusia, Armenia y Azerbaiyán acuerdan expandir misión observadora en Karabaj

    "Nunca nos negamos a las reuniones, ya sea a nivel del presidente, del canciller o a nivel de trabajo; pero siempre abogamos por que estas reuniones sean útiles, generen avances", declaró el presidente armenio.

    "Si no hay avances, si nos reunimos pero no se cumplen los acuerdos, ¿qué beneficios brindan estas reuniones?", expresó Sargsián.

    Subrayó que Armenia está dispuesta a firmar el acuerdo sobre la creación de un mecanismo para investigar las violaciones de la tregua incluso "mañana o esta tarde".

    La normalización de las relaciones con Turquía

    El presidente de Armenia, Serzh Sargsián, afirmó que Turquía debe renunciar a las condiciones previas para la reapertura de la frontera entre ambos países, que Ankara mantiene cerrada desde principios de los 1990 por solidaridad con Azerbaiyán en el conflicto de Nagorno Karabaj.

    "De nosotros no depende nada en este sentido", puntualizó Sargsián.

    El mandatario armenio comparó el caso con un matrimonio, en el que "se requiere mutuo consentimiento".

    Los ministros de Exteriores de Armenia y Turquía firmaron en 2009 en Zúrich dos acuerdos dirigidos a la normalización de las relaciones, pero "al poco tiempo se hizo claro que los turcos, lamentablemente, no están dispuestos a ratificarlos y establecer relaciones con Armenia sin condiciones previas", dijo Sargsián.

    "Empezaron a formular condiciones previas, que Armenia persuada a Nagorno Karabaj para traspasar a Azerbaiyán al menos uno de lo que ellos llaman 'distritos ocupados', o sea una parte de la zona de seguridad", precisó el presidente.

    Turquía debió haberlo planteado durante el proceso de las negociaciones, observó Sargsián y añadió que "desde entonces no tenemos relaciones algunas, nos saludamos al coincidir en foros internacionales, nada más".

    En otro pasaje de la entrevista, Sargsián recordó que Ereván había dado pasos hacia la normalización con Ankara sin esperar a que reconociera el genocidio de los armenios en el imperio otomano, a pesar de que esa postura provocó protestas multitudinarias entre los armenios diseminados por el mundo.

    "Quiero que los jóvenes turcos lo entiendan, no son culpables del genocidio de de los armenios en el imperio otomano", aseguró el mandatario.

    La idea nacional

    Serzh Sargsián quiere que su país sea un Estado fuerte que no tenga discrepancias con Azerbaiyán ni Turquía.

    "¿Cuál es la idea nacional? Convertirse en un Estado fuerte y no tener ningún problema con Azerbaiyán o Turquía", aclaró el mandatario.

    En sus declraciones expresó también el deseo de que "todos los armenios se reúnan en Armenia" y que los europeos vengan al país para asegurarse de que se desarrolla.

    El nuevo sistema parlamentario en Armenia

    Serzh Sargsián sostuvo que la seguridad de Armenia se verá reforzada con el nuevo sistema parlamentario.

    En diciembre de 2015 los ciudadanos armenios rechazaron en un referéndum el régimen semipresidencialista y optaron por el parlamentarismo que se instaurará en 2017.

    "Con esta nueva forma de gobierno la seguridad se reforzará", señaló Sargsián.

    El control parlamentario, indicó, es un medio eficaz de supervisión de las estructuras del Estado.

    "El sistema semipresidencialista tiene sus desventajas (…) Y solo gracias a que el presidente cuenta con mayoría en el Parlamento es posible gobernar ya que el Legislativo forma el Gobierno", apuntó.

    El problema viene, explicó, cuando el presidente representa a una fuerza política y la mayoría parlamentaria a otra, lo que deriva en "malas relaciones".

    El presidente, según la Constitución armenia, es el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas y es responsable de la seguridad y la integridad del país.

    "La función principal del comandante en jefe es proveer los recursos del Estado para cumplir con las tareas político-militares, pero cómo puede hacerlo si carece de potestad para asignar fondos del presupuesto para estos fines", puntualizó.

    Armenia aumenta un 50% sus exportaciones en 2016

    Las exportaciones de Armenia crecieron un 50% en 2016, declaró el presidente armenio.

    "Igual que el año pasado, este año hemos aumentado las exportaciones (…) casi un 50%", dijo Sargsián.

    Agregó que el grueso de exportaciones se canaliza a los países de la Unión Económica Euroasiática (UEE).

    Más: La participación de Armenia en la Unión Euroasiática favorece su economía

    "Es muy importante para nosotros", afirmó Sargsián.

    El presidente también calificó de correcta la decisión de Ereván de sumarse a la UEE.

    "Concretamente para Armenia el ingreso en la UEE, por desgracia, coincidió con el empeoramiento de la situación económica de la principal locomotora de esta unión, la Federación Rusa, por las sanciones; es natural que nuestra economía es muy pequeña y está vinculada con miles de hilos con la economía rusa, por eso los efectos externos negativos, sin duda, empeoraron un poco nuestros indicadores", dijo en una entrevista a Sputnik.

    El líder armenio expresó su seguridad que Ereván "hizo un paso correcto" y "nada perdió".

    "Como miembro de la UEE, llegamos a ser una parte del mercado de 170 millones, incluso un poco más, y si alcanzamos los objetivos planteados en el marco de esta unión, es decir el movimiento libre de mercancías, servicios, fuerza laboral y capitales, ganaremos, sin duda, mucho", señaló.

    Vea también: Unión Euroasiática se desarrolla pese a la coyuntura económica

    El presidente también espera que el nuevo Gobierno de Karén Karapetián cumpla la tarea de aumentar la eficiencia de gestión de la economía y acelerar el crecimiento del PIB.

    "Planteé esta tarea en la reunión del Gobierno", dijo Sargsián en una entrevista a Sputnik.

    Añadió que "la tarea principal es aumentar la eficacia de gestión y después analizar el estado de la economía para detectar problemas y, eliminándolos, acelerar el crecimiento del PIB".

    Según el presidente, los indicadores económicos actuales no satisfacen ni a las autoridades, ni a los ciudadanos armenios.

    "Por eso, espero y estoy casi seguro de que el nuevo Gobierno cumpla con honor esta tarea", agregó  Sargsián.

    El 13 de septiembre el líder armenio nombró a Karapetián, exalcalde de la capital del país, Ereván, como primer ministro de esta república del Cáucaso.

    El nuevo Gobierno de Armenia fue formado el 3 de octubre, los miembros del Gabinete fueron designados por el presidente a propuesta del primer ministro.

    Además:

    Erdogan declara apoyo de Turquía a Azerbaiyán en el conflicto de Nagorno Karabaj
    Etiquetas:
    entrevista, Iskander-M, Dmitri Kiseliov, Serzh Sargsián, Nagorno Karabaj, Gyumri, Azerbaiyán, Armenia, Siria, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik