En directo
    Mundo
    URL corto
    161648
    Síguenos en

    Las Fuerzas de Defensa de Israel —FDI— están alarmadas por la presencia en la región de los sistemas antimisiles rusos S-400 y el portaviones Almirante Kuznetsov. Probablemente, el primer ministro ruso Dmitri Medvédev intentará apaciguar estas preocupaciones durante su visita a Israel, programada para el día 10 de noviembre.

    Los militares de Israel y Rusia mantienen una relación de amistad a pesar del conflicto en Siria, afirmó el embajador ruso en Tel Aviv, Alexandr Shein.

    Shein hizo estas declaraciones en vísperas de la visita del primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, a Israel. Parece que las palabras del diplomático ruso se deben al debate en la prensa israelí acerca de la supuesta amenaza de una posible confrontación directa entre las FDI y los militares de Rusia a causa de Siria.

    La polémica se desató a finales de octubre, cuando el Canal Dos de la televisión israelí citó a "fuentes de las FDI" y declaró que un conflicto militar entre Rusia e Israel es solo cuestión de tiempo.

    ​La información del Canal Dos de la televisión israelí no tiene nada que ver con la posición oficial del Ministerio, informó al diario Vzglyad la portavoz del departamento de Defensa israelí, Elina Bardach-Yalov.

    "Respecto a los asuntos relacionados con Siria, se ha establecido una coordinación total entre nosotros y la Federación de Rusia y EEUU. Tanto con unos, como con los otros mantenemos una excelente relación de trabajo", explicó.

    No hay amenaza, pero sí hay temores

    Pese a las declaraciones del Ministerio de Defensa y del embajador Shein, los círculos políticos del país hebreo están hablando de manera informal pero activa sobre sus "preocupaciones" al respecto.

    "No quiero hablar en nombre de las FDI, tampoco sé de dónde los periodistas israelíes recibieron la información, pero supongo que hay algunas cuestiones polémicas relativas a la presencia de las tropas rusas y a un gran número de armas rusas en Siria. Por ejemplo, el temor de que estas armas sean dirigidas contra los israelíes. En particular, la presencia de los S-300 y S-400 rusos en Siria, que cubren el territorio israelí, provoca preocupación", declaró el exembajador de Israel en Moscú, Zvi Magen, al diario Vzglyad.

    Rusia no "traiciona" a sus aliados

    Existe una contradicción fundamental entre la política de Israel hacia sus vecinos y la política de Rusia en Siria, señaló el experto del Centro de Análisis Político, Andréi Tíjonov.

    "El Estado sirio, que ahora representa el régimen de Bashar Asad, apoyado por Rusia, está en permanente conflicto con Israel", recordó el analista al diario.

    Lea más: Israel vs. Siria: ¿nuevo conflicto a la vista en Oriente Próximo?

    De hecho, los aliados más fiables del país eslavo en Oriente Próximo son Bashar Asad e Irán, según Tíjonov.

    "No podemos ni vamos a traicionar a nuestros aliados por el bien de Israel, por poco que les guste a algunos", señaló.

    Tíjonov opinó que durante todo el periodo postsoviético, Rusia solo ha escuchado promesas y garantías de cooperación por parte de Israel, pero no ha visto ningún fruto concreto, por lo que este país no debe ser considerado como "un aliado de Rusia".

    "Sus intereses en la región, como antes, coinciden totalmente con los de EEUU. En este caso, no está claro quién influye en quién: si EEUU en Israel o viceversa", destacó.

    Sin embargo, Tíjonov aseguró que los medios israelíes exageran la amenaza de las Fuerzas Aeroespaciales rusas en Siria.

    "Nuestro principal objetivo es el terrorismo. A Israel, al igual que a EEUU, le gusta declarar su compromiso en la lucha contra el terrorismo. Por lo tanto, creo que no habrá conflicto militar", concluyó.

    Además:

    Las fuerzas aéreas israelíes bombardean nuevamente las posiciones del Ejército sirio
    Etiquetas:
    S-300 Favorit, coordinación, conflicto, relaciones diplomáticas, Almirante Kuznetsov (portaviones), S-400 Triumf, Israel, Siria, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook