En directo
    Mundo
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    El Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (Unicef) dio a conocer un plan de acción para ayudar proteger a los niños desplazados, refugiados y migrantes.

    Las  medidas, para las que se requiere el apoyo de la comunidad internacional, están dirigidas a garantizar la protección de los niños, en particular los no acompañados, frente a la explotación y la violencia, así como a promover estrategias para luchar contra la xenofobia, la discriminación y la marginación.

    La declaración de Unicef fue difundida en el contexto de una Reunión de Alto Nivel de la ONU, durante la que se dio a conocer que también que durante los próximos dos años el Fondo trabajará con los Estados miembros y asociados, la sociedad civil y los niños para promover medidas específicas y medibles.

    Mantener a las familias juntas como la mejor manera de ayudar a los niños; permitirles el acceso a servicios educativos y sanitarios de calidad; y presionar para actuar sobre las causas de estas migraciones son algunos de los objetivos que se plantean.

    Este lunes fue aprobada la Declaración de Nueva York sobre los refugiados y migrantes, como parte del encuentro internacional en la materia, la que constituye un primer paso para abordar la situación actual  sin precedentes a la que se enfrenta el mundo en el aspecto de la movilidad humana.

    La declaración de Unicef exige una respuesta más amplia y sostenible ante el desplazamiento forzado, y prevé un sistema de gobernanza para la migración internacional, mientras enfatiza en la necesidad de que los Estados miembros cumplan con sus obligaciones en virtud de la Convención sobre los Derechos del Niño.

    Los niños representan un porcentaje desproporcionado y creciente de todas las personas que buscan refugio fuera de sus países de nacimiento: constituyen aproximadamente un tercio de la población mundial, pero cerca de la mitad de todos los refugiados.

    Unos 28 millones de niños han sido expulsados de sus hogares por la violencia y los conflictos dentro de sus países y a través de las fronteras, incluyendo 10 millones de niños de refugiados; 1 millón de solicitantes de asilo cuyo estatuto aún no ha sido determinado; y unos 17 millones niños y niñas desplazados dentro de sus propios países, y que tienen una necesidad extrema de recibir ayuda humanitaria y acceso a servicios esenciales.

    Unos 20 millones de otros niños y niñas migrantes a escala internacional han dejado sus hogares por distintas razones, incluyendo la pobreza extrema o la violencia.

    En 2015, alrededor del 45% de todos los niños refugiados bajo protección del ACNUR procedían de Siria y Afganistán.

    La declaración de Unicef llega en medio de un complejo escenario, con  la llegada masiva a Europa de miles de personas que tratan de escapar de la violencia y la pobreza en naciones del Medio Oriente, el Norte de África y zonas de Asia.

    Además:

    Unicef pide a Uruguay que derogue penas a menores de edad
    Unicef pide cesar el sufrimiento de niños de Alepo
    Etiquetas:
    migrantes, refugiados, desplazados, niños, menores, Unicef
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik