Widgets Magazine
19:47 GMT +322 Octubre 2019
En directo
    Banderas de China y Rusia

    La peor pesadilla de EEUU: una guerra simultánea contra Rusia y China

    © AFP 2019 / Sergey Ilnitsky
    Mundo
    URL corto
    111560
    Síguenos en

    ¿Qué pasaría si EEUU se viera obligado a sostener dos guerras y sus principales rivales fueran Rusia y China? Robert Farley, experto en Ciencias Políticas de la Universidad de Washington, intenta buscar respuestas a estas preguntas en su artículo para The National Interest.

    EEUU se deshizo de su malinterpretada doctrina de "las dos guerras", dirigida para llevar a cabo dos posibles guerras de manera simultánea en la década pasada.

    En su artículo, el autor explica que la idea fue diseñada para disuadir a Corea del Norte de lanzar una guerra mientras que EEUU estaba involucrado en las operaciones militares en Irán o Irak.

    Esta misma doctrina permitió a Washington apoyar las estrategias del Departamento de Defensa del país en la época posterior a la Guerra Fría, cuando la Unión Soviética ya había dejado de ser una amenaza para EEUU.

    A pesar de que EEUU se alejó de estas estrategias por los cambios en el sistema internacional, Farley intenta discernir qué pasaría si EEUU se viera obligado a sostener dos guerras y no contra Corea del Norte e Irán, sino contra sus principales rivales: Rusia y China.

    Coordinación política

    Farley indica que sería poco probable que Moscú y Pekín se unan "para coordinar", por lo EEUU estaría obligado a responder a cada uno de manera individual.

    "Cada país tiene sus propios objetivos y agenda", sostiene el experto. En cualquier caso, EEUU solo podría combatir en una guerra, destaca Farley.

    Flexibilidad

    En caso de una nueva guerra global, el Ejército estadounidense se concentraría en defender a Europa y la Armada en el Pacífico, mientras que la Fuerza Aérea jugaría un papel auxiliar en los dos teatros de operaciones militares.

    Según Farley, debido a que Rusia es un país pacífico y no tiene interés en la guerra, EEUU podría desplegar la mayor parte de sus recursos militares marítimos en los océanos Índico y Pacífico.

    Así, los submarinos y buques militares estadounidenses lucharían directamente contra el sistema antiacceso y de negación aérea de China —A2/AD, por sus siglas en inglés—.

    No obstante, en caso de que el conflicto se prolongue, el país norteamericano sería capaz de transportar numerosas unidades militares a Europa, apunta.

    Además, EEUU, empujado por la presión para garantizar la victoria, podría dirigir la mayor parte de sus capacidades bélicas a uno de los frentes para lograr un triunfo estratégico y político con el fin de desplazar el resto de las unidades militares al otro teatro de operaciones militares si fuera necesario.

    La estructura de la alianza

    "Las alianzas de Washington en Europa y el Pacífico son radicalmente diferentes. Así, a pesar de las preocupaciones por el compromiso de sus aliados en Europa, no hay razón para que EEUU libre una guerra contra Rusia, además de mantener la integridad de la OTAN", afirma Farley.

    Asimismo, el experto mantiene que "en caso de una guerra, países como Alemania, Francia, Polonia y el Reino Unido, atados por las obligaciones de su membresía en la Alianza, tendrían que entrar en el conflicto".

    "Hasta en los escenarios más convencionales, los aliados europeos podrían dar a la OTAN una enorme ventaja", destaca.

    En este contexto, agrega Farley, la Armada y Fuerza Aérea de EEUU solo jugarían un papel auxiliar y coordinador para proporcionar a sus aliados en Europa "la ventaja que necesitan para derrotar a los rusos".

    Sin embargo, a juicio del columnista, EEUU se enfrentaría en el Pacífico a unos problemas mucho más graves.

    A pesar de que Japón y la India podrían tener un interés en el mar de la China Meridional, sería poco probable que participaran en la guerra.

    "La estructura de la alianza dependería de los particulares del conflicto. Filipinas, Vietnam, Corea del Sur, Japón, Taiwán —cualquier podría convertirse en el principal objetivo de China—, mientras que los demás preferirían mantenerse al margen", detalla el columnista.

    Al mismo añade que "esto pondría más presión sobre EEUU, que se vería obligado a establecer el dominio en el Pacífico occidental con sus propios recursos".

    El dominio se desvanece

    Mientras que Farley afirma que EEUU es capaz de ganar ambas guerras, agrega que "EEUU no puede mantener este nivel de dominio para siempre", por lo que el país se vería obligado a actuar de manera equilibrada.

    Además:

    Reconsiderando el papel de EEUU en el mundo: nuevos desafíos para la "época del desorden"
    Daesh o el escándalo que podría acabar con la campaña de Hillary Clinton
    "Occidente prepara una provocación contra Rusia a través de Poroshenko"
    ¿Quiere EEUU convertir a Siria en un nuevo Irak?
    Etiquetas:
    pesadilla, guerra, China, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik