Widgets Magazine
En directo
    Día de la Armada de Rusia

    El papel de Rusia en la disputa del mar de la China Meridional

    © Sputnik / Vitaly Ankov
    Mundo
    URL corto
    Tensión en el mar del Sur de China (104)
    8816

    La disputa marítima entre China y EEUU en el mar de la China Meridional es cada vez más preocupante. Por lo tanto, las maniobras ruso-chinas en esta zona, que se celebrarán el mes que viene, tienen un importante significado simbólico, opina Piotr Akópov, columnista del diario Vzglyad.

    El ministro de Defensa chino, Chang Wanquan, exhortó al Ejército, la Policía y la población a "prepararse para una guerra popular en el mar", refiriéndose al mar de la China Oriental, donde se encuentra el territorio disputado entre China y Japón, así como el mar de la China Meridional donde el litigio es con EEUU.

    Precisamente en el mar de la China Meridional tendrán lugar los ejercicios ruso-chinos 'Interacción naval — 2016'. En los últimos cuatro años se llevaron a cabo cinco maniobras conjuntas entre los dos países, pero este será el primero en el mar de China.

    Lea más: Rusia y China realizarán maniobras en el mar del Sur de China

    Oficialmente Rusia y China no son aliados, pero en los últimos años han demostrado cada vez más que tienen intereses y objetivos comunes y que están dispuestos a trabajar para contrarrestar la presión estadounidense, señala el autor.

    EEUU se empeña en "contener" a Rusia en Europa y a China en Asia. Desde hace muchos años la contención de China se considera prioridad de la política estadounidense.

    ¿Podría EEUU contener a China en un futuro próximo? Piotr Akópov opina que no, ya que el crecimiento económico y la potencia militar de China "hacen inútil cualquier intento de contención diplomática o de fuerza". Sin embargo, eso no significa que Washington no intente hacer todo lo posible para frenar la expansión china.

    En los últimos dos años, China ha comenzado a construir aeropuertos en varias islas del archipiélago Spratly. EEUU tiene que demostrar que no va a tolerar la revisión del equilibrio de fuerzas en la región y que sigue dominando en el Pacífico. No obstante, no se puede hablar de un conflicto militar. Estados Unidos está enviando buques y aeronaves a la zona en disputa, haciendo declaraciones fuertes, provocando a China, que a su vez, está respondiendo con declaraciones fuertes, intentando echar a los estadounidenses de la zona, construyendo islas y aeropuertos.

    "Para los estadounidenses es importante demostrar a los países del sudeste asiático que está cuidando de sus intereses —sostiene Akópov—, que pueden contener a China, a pesar de que todo el mundo entiende que Washington realmente no puede hacer nada para oponerse a Pekín en la región. ¿Gran flota estadounidense? Pero es que el programa de construcción de la Marina china va a un ritmo récord. EEUU simplemente no tiene herramientas para ejercer presión sobre China, excepto, por supuesto, el uso de los descontentos vecinos".

    Lea también: El Pentágono 'se hunde': ¿quién le disputa a EEUU el poder en el mar?

    ¿Entienden los países del sudeste asiático que EEUU está provocando disturbios? ¿Comprenden que China es su vecino, y EEUU es solo un jugador externo que quiere aprovecharse de ellos?

    El autor del artículo asegura que lo entienden, ya que tres países —Vietnam, Laos y Camboya— "sintieron en su propio pellejo el implacable ritmo de la máquina militar de Estados Unidos", mientras que Filipinas era su 'semicolonia' y al recibir la 'independencia', no pudo deshacerse de la base. Aun así, tienen preocupaciones por los planes de China en la región, así que Washington lo puede aprovechar.

    El mar de China es importante para el gigante asiático para controlar la región. El mar da acceso al océano Índico, que pasa a través del estrecho de Malaca de fundamental importancia para el país.

    En este contexto, Rusia está demostrando su solidaridad con China. A pesar de que no interfiere en las disputas sobre las islas Spratly —solo resalta que las fuerzas externas no deben afectar el arreglo de conflictos entre vecinos, es decir, condena la intervención de Estados Unidos— es evidente que, de hecho, Rusia entiende los planes chinos. Expulsar a EEUU del mar de China cumple con los intereses nacionales y los planes geopolíticos del país eslavo, afirma Akópov.

    Vietnam no puede aumentar su parte de las islas Spratly, ni tampoco devolver las islas Paracelso, pero por supuesto debe sentirse seguro y no permitir que los estadounidenses jueguen con la disputa territorial vietnamita-china.

    "Rusia en esta situación puede actuar como una parte honesta, desinteresada, es decir, un país que ha tenido históricamente una estrecha relación tanto con Vietnam, como con China. El país eslavo está seguro de que sin estadounidenses la región estará más tranquila y segura para todos los pueblos que la habitan", concluye el columnista.

    Tema:
    Tensión en el mar del Sur de China (104)

    Además:

    Rusia apuesta por la neutralidad en la pugna entre EEUU y China
    ¿Por qué EEUU ya no puede dictar sus condiciones al resto del mundo?
    Rusia y China intensifican la cooperación bilateral
    La 'conquista del espacio' por parte de Rusia y China inquieta a EEUU
    ¿Por qué Rusia y China tienen razón en sus críticas al escudo antimisiles de EEUU?
    Etiquetas:
    política, disputa territorial, Mar del Sur de China, EEUU, China, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik