07:00 GMT +317 Octubre 2018
En directo
    Jeremy Corbyn, líder laborista británico

    Jeremy Corbyn cuestiona la legalidad de la invasión de Irak en 2003

    © REUTERS / Peter Nicholls
    Mundo
    URL corto
    0 02

    LONDRES (Sputnik) — El líder laborista británico, Jeremy Corbyn, reafirmó la extendida "opinión legal internacional" de que la invasión de Irak liderada en 2003 por Estados Unidos y Reino Unido fue "ilegal".

    "Este acto de agresión militar lanzado bajo un falso pretexto ha sido desde hace tiempo percibido como ilegal", declaró en el debate parlamentario que siguió la publicación del informe de la comisión independiente sobre Irak.

    Este miércoles una comisión especial reveló los resultados de la investigación de los preparativos de EEUU y el Reino Unido para invadir Irak.

    Corbyn agregó que este conflicto causó la muerte de centenares de miles de personas, el desplazamiento de millones de refugiados y la propagación del terrorismo en todo Oriente Próximo.

    "La invasión fue una catástrofe que llevó a la pérdida fundamental de la confianza en los políticos", indicó.

    Recordó que en febrero de 2003, antes de la invasión, en el Reino Unido se celebró una manifestación masiva contra la guerra con participación de 1,5 millones de personas.

    Al mismo tiempo, señaló, que cuando EEUU y el Reino Unido apoyaron el régimen de Sadam Husein, muchos británicos protestaron.

    "Vosotros (parlamentarios) debíais votar contra la invasión en Irak; esa guerra desestabilizó la región entera y como la invasión en Libia solo elevó el peligro terrorista", subrayó Corbyn.

    El presidente de la comisión, John Chilcot, advirtió de antemano que la investigación no dispuso de los recursos técnicos ni tuvo la misión de analizar la legalidad de la acción militar contra el régimen de Sadam Husein.

    Pero censuró el proceso de asesoramiento legal seguido por el Gobierno de Tony Blair y la toma de decisión de ir a la guerra.

    "Las circunstancias quedaron muy lejos de ser satisfactorias", concluyó Chilcot.

    Corbyn es uno de los 140 diputados laboristas que votó en contra de la guerra y en oposición de su propio Gobierno.

    En cambio, Blair contó con el apoyo de la mayoría de los escaños conservadores, incluidos el actual primer ministro, David Cameron, y los miembros de su Gobierno.

    "Debemos aceptar nuestra porción de responsabilidad", señaló Cameron sobre una invasión que el líder laborista denunció de "catástrofe" y detonantes del terrorismo en la región.

    Cameron, quien renunció a seguir en su cargo a partir de otoño debido a su derrota en el referéndum sobre la salida de la UE, garantizó dos días de debate sobre el informe Chilcot la semana próxima en el Parlamento de Westminster.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Cameron defiende las injerencias en terceros países
    Parlamento iraquí reacciona al informe británico sobre la invasión de 2003
    Tony Blair podría ser juzgado por la guerra de Irak
    Etiquetas:
    informe Chilcot, informe, invasión, Jeremy Corbyn, John Chilcot, Reino Unido, Irak