Widgets Magazine
En directo
    La empresa francesa Lafarge

    Cementera francesa financió a Daesh para poder seguir trabajando en Siria

    © AFP 2019 / Franck Fife
    Mundo
    URL corto
    0 613

    La compañía francesa Lafarge, que se dedica a la producción de cemento, entabló negociaciones "opacas e inconfesables" con el grupo terrorista Daesh para continuar su negocio en Siria en medio del conflicto armado, según ha revelado el diario galo Le Monde.

    La planta, ubicada a unos 150 kilómetros al noreste de Alepo, fue adquirida por Lafarge en 2007 y puesta en marcha en 2010. Estaba considerada como una de las joyas de la industria cementera francesa en toda la región.

    Amenazada por "la inestabilidad creciente" en Siria y el avance del grupo terrorista Daesh —proscrito en Rusia y otros países—, la planta de Lafarge se mantuvo en funcionamiento hasta 2014. El diario francés ha sacado a la luz el porqué de este fenómeno particular.

    Le Monde ha indicado que los administradores de Lafarge negociaron con los militantes de Daesh varios acuerdos para garantizar que la empresa pudiera continuar con su producción.

    Las cuestiones abordadas por las partes, según el periódico, incluían el tránsito de camiones y el acceso de los empleados a su lugar de trabajo. Además, la planta seguía adquiriendo petróleo de los campos petroleros capturados por los radicales, "financiando indirectamente a la organización yihadista", sostiene el rotativo.

    La cementera funcionó hasta el 19 de diciembre de 2014, cuando Daesh decidió finalmente apoderarse de la planta. Lafarge ofreció reiteradamente a los radicales relanzar la factoría a condición de repartir las ganancias, pero los yihadistas rechazaron todas las propuestas, afirmó Le Monde.

    Finalmente, en febrero de 2015, las fuerzas kurdas liberaron la planta, que posteriormente se convirtió en una base de las fuerzas especiales francesas.

    Por su parte, Lafarge confirmó haber sido la propietaria de la planta en Jalabiya entre 2013 y 2014, sin abordar directamente las acusaciones presentadas por el periódico.

    "Cuando el conflito armado se acercó a la fábrica, nuestra prioridad absoluta consistía en garantizar la seguridad y la protección de su personal", apuntaron los representantes de la cementera, que fusionó sus activos con el fabricante suizo de cemento Holcim en 2015.

    Además:

    Yihadistas de Daesh asesinan a 36 personas en la provincia siria de Alepo
    La oposición siria libera de Daesh una zona cerca de Manbij
    Daesh todavía vende a Turquía petróleo que extrae en Siria
    Etiquetas:
    cemento, fábrica, financiación, Daesh, Francia, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik