19:34 GMT +312 Diciembre 2019
En directo
    Las islas Spratly, un territorio en disputa

    China construirá sus propias Maldivas

    © REUTERS / U.S. Navy
    Mundo
    URL corto
    0 121
    Síguenos en

    China planea crear una zona turística similar a las Maldivas en una de las islas del archipiélago de Spratly —un territorio en disputa— en el mar de China Meridional.

    Según los medios de comunicación chinos, aún se desconoce si el nuevo complejo hotelero acogerá a extranjeros y cuál de las islas en disputa se convertirá en este nuevo paraíso.

    El proyecto de las "Maldivas chinas" es considerado por muchos analistas como una respuesta pacífica a la reacción agresiva de los líderes del G7 a la situación en la región.

    El 26 de mayo arrancó la primera jornada de la cumbre del Grupo de los 7 en Japón. La reunión cuenta con la participación de los mandatarios de los países miembros y representantes de la ONU, la UE y el FMI. La segunda mayor economía del planeta —China— no forma parte del grupo.

    Uno de los asuntos planteados en la reunión, fue el papel de China en la región Asia-Pacífico, ya que algunos consideran al país como la fuente de las tensiones en la zona. Los líderes del G7 expresaron su preocupación por la situación en el mar de China Meridional, provocada por la construcción por parte de Pekín de islas artificiales en el archipiélago de Spratly y de sus supuestas aspiraciones de ampliar el territorio para fines militares.

    "China se opone a que el G7 aborde el tema sirviendo a sus propios intereses", declaró Hua Chunying, la portavoz del ministerio de Exteriores chino.

    Además, añadió que la posición de los líderes del grupo no contribuirá a fortalecer la estabilidad en la región.

    Como resultado de la primera jornada, fue firmado un comunicado —que no contiene referencias directas a China—, pero en el que los periodistas de la AFP advirtieron algunas tendencias antichinas. La crisis mundial en la industria del acero —la sobrecapacidad de producción de este metal en algunos países, entre los que se encuentra China— y la delincuencia en el espacio cibernético fueron los principales temas tocados en el comunicado.

    Alexandr Salitsky, experto del Instituto de Economía Mundial y de Relaciones Internacionales de la Academia de Ciencias de Rusia, está seguro de que después de la crisis de 2008-2009, "Occidente perdió su papel como el líder que promovía el desarrollo de otros países y les proporcionaba un mercado seguro y ahora solo se pone a culpar a otros por la falta de impulso de su propio desarrollo".

    Según Salitsky, los países occidentales cometen un error muy grave al demostrar en una cumbre de alto nivel su actitud "algo negligente y poco constructiva" hacia China.

    "Pienso que todo esto es incorrecto, ya que parece una propuesta de dividir al mundo en dos: una 'parte civilizada' y una 'parte atrasada'", opina el experto.

    La crisis mundial no es el tiempo para debilitar la autoridad de China, país que posee numerosos recursos económicos lo que le permite ofrecer un estímulo a otros países, añade Salitsky.

    Las islas de Spratly, que se sitúan en el mar de China Meridional, tienen gran importancia desde el punto de vista estratégico y económico. Por lo tanto, son el objeto de tensiones entre Pekín y los Estados vecinos de Filipinas, Vietnam, Brunei, Japón, Taiwán y Malasia.

    Además:

    El G7 destaca la importancia de los esfuerzos aunados en la lucha contra el terrorismo
    Arranca la cumbre del G7 en Japón
    El G7 en Japón contará con la protección de unos 23.000 policías
    Etiquetas:
    cumbre de G7, G7, islas Spartly, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik