18:13 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    Cazas Su-27 en el Lejano Oriente de Rusia

    “Rusia y China quieren a EEUU lejos de sus fronteras”

    © Sputnik / Vitaly Ankov
    Mundo
    URL corto
    0 404
    Síguenos en

    Los competidores como Rusia y China están reduciendo la brecha tecnológica con EEUU en el campo de la defensa, tratando de expulsar al país norteamericano de la carrera armamentística, según informó la periodista Christina Wong en el sitio web The Hill.

    Nuevas armas rusas y chinas son capaces de detectar y atacar con mayor eficacia las aeronaves y buques de EEUU, señalan los analistas estadounidenses. El objetivo de Rusia y China es hacer que las fuerzas norteamericanas se alejen de sus fronteras e impedir que muestren su fuerza allí.

    Según Mark Gunzinger, el investigador principal del Centro de Evaluaciones Estratégicas y Presupuestarias (CSBA), "desde el fin de la guerra fría, EEUU no tuvo que combatir contra un enemigo que tuviera su propio arsenal de armamento de precisión".

    "Ahora EEUU no puede utilizar las bases aéreas situadas cerca de las fronteras del enemigo, puesto que la situación se está cambiando" añadió.


    Además, Rusia representa un desafío para EEUU en la región del Báltico, en la que un caza ruso Su-27 ejecutó una maniobra a una distancia peligrosa de un avión estadounidense RC-135.

    "Ya hemos visto algunas tecnologías avanzadas de la aviación rusa y china, y se trata no solo de las tecnologías Stealth sino también de lo que respecta a los radares y los armamentos aire-aire y aire-tierra", comentó Chris Harmer, experto del Instituto para el Estudio de la Guerra.

    Actualmente EEUU tampoco posee el dominio submarino, ya que los chinos están construyendo submarinos nucleares con una rapidez increíble, mientras que los rusos incrementan su actividad naval.

    "Hemos visto un aumento significativo en la actividad naval rusa", constata Chris Harmer, analista naval principal del Instituto de Estudios de Guerra.

    Para dejar atrás a sus competidores, el Pentágono se está centrando en desarrollar sistemas de armas modernos —como el bombardero estratégico B-21- que son capaces de evitar la detección incluso en espacios reducidos.

    Lea también: “Rusia enseña buenos modales a EEUU y la OTAN”

    Para ampliar su zona de influencia militar, EEUU está cooperando con sus aliados, como el Reino Unido. Los dos países están desarrollando sistemas de armas avanzados.

    Entre ellos figuran el caza Stealth de la quinta generación F-35, el avión de patrullaje P-8 Poseidon, el cual es capaz de vigilar naves extranjeras, así como el sistema de misiles Trident-D5, utilizado por los submarinos nucleares estadounidenses y británicos.

    "Estos armamentos están dirigidos contra los sistemas más novedosos, y no contra los países concretos. Actualmente, los submarinos son mucho más silenciosos y difíciles de encontrar", comentó Bob Work, subsecretario de Defensa de EEUU.

    Según Work, ambos países seguirán cooperando en todos los niveles si "el Gobierno del Reino Unido nos dice que está con nosotros".

    Algunos expertos declaran que el Gobierno de EEUU no gasta suficiente dinero para el desarrollo de armas de última generación.

    "Al mismo tiempo, Rusia y China gastan un montón de dinero para investigar y desarrollar estas armas", agregó Chris Hammer.

    El artículo además subraya, que los expertos están preocupados por el peligro que representa el robo de datos por parte de los hackers.

    "Hoy, como resultado de las acciones de los ciberdelincuentes, corremos el riesgo de perder en 10 segundos todos los datos de los últimos 10 años de investigación y desarrollo. En particular, se trata de los chinos, los cuales lograron reducir la brecha tecnológica concretamente mediante los ciberrobos". 

    Los expertos declararon que los competidores militares de EEUU son también capaces de reducir la brecha con el país mediante el aumento del número de sistemas de armas, pero no pueden desarrollarlos al mismo ritmo que EEUU.

    Según los analistas, el peligro para Estados Unidos lo representa la lentitud en el procedimiento para la compra de armas. Mientras las nuevas armas se suministren a las tropas estadounidenses, sus adversarios lograrán una superioridad cuantitativa, concluye el artículo.

    Además:

    ¿Por qué EEUU no podría ganar una Tercera Guerra Mundial?
    China y Rusia escenifican su oposición al escudo antimisiles de EEUU
    Maniobras de Su-27 en el Báltico: Rusia no deja sin respuesta las acusaciones de EEUU
    EEUU admite dificultades para detectar los nuevos submarinos rusos
    Etiquetas:
    armamento, fronteras, China, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik