En directo
    Mundo
    URL corto
    71013
    Síguenos en

    Occidente no para de hablar de la ‘amenaza rusa’ y de culpar a Moscú de una actividad militar demasiado peligrosa, mientras que la Marina de guerra y las Fuerzas Aeroespaciales rusas simplemente quieren hacer entender a EEUU y la OTAN que es necesario seguir las más básicas normas de comportamiento, opina Pavel Ivanov, columnista de RIA Novosti.

    Ivanov recordó el incidente del MiG-31 de la Fuerza Aérea rusa que interceptó un avión espía estadounidense cerca de Kamchatka, en el Lejano Oriente de Rusia, la semana pasada, volando a 15 metros de la aeronave. A pesar del incidente, Washington reconoció que el avión ruso había actuado de una manera "segura y profesional".

    Cabe subrayar que no es la primera vez que la maquinaria militar de la OTAN se acerca a las fronteras rusas, sino que los episodios similares son cada vez más comunes.

    "Es obvio que los estrategas occidentales están tanteando la defensa rusa y buscando sus puntos débiles. Sin embargo, a su pesar, no los encuentran", afirma el columnista.

    Tan solo en abril se produjeron varios incidentes de este tipo. El 13 de abril, aviones de combate rusos Su-24 sobrevolaron de cerca un buque de la Flota estadounidense en el mar Báltico, dejando pasmados a los marineros de la embarcación que navegaba a unos 70 kilómetros de una base naval rusa. Al día siguiente, un Su-27 ruso impresionó a los estadounidenses al ejecutar un tonel. Aquella vez los políticos y diplomáticos tacharon la maniobra de peligrosa y poco profesional, pero la opinión de los expertos acerca de lo ocurrido fue totalmente contraria, explica el artículo de Ivanov. El mismo mes de abril los aviones de la OTAN acompañaron la aeronave del ministro de Defensa ruso que iba a Kaliningrado cerca de las fronteras rusas.

    A pesar de todos estos hechos, "Washington y Bruselas no paran de culpar a Moscú de una actividad militar demasiado intensa", se escandaliza el columnista.

    "Que si Rusia hace demasiados ejercicios militares, que si sus submarinos están surcando mucho los océanos del mundo, que si sus aviones estratégicos vuelan donde y cuando no deben", afirma el autor del artículo.

    "A Occidente le gustaría que los barcos rusos permanecieran anclados y los aeródromos quedaran congelados", asegura Pavel Ivanov. El autor añade que los EEUU siguen "tratando los territorios ajenos como si fueran suyos". A su vez las Fuerzas rusas tratan que darles a entender que "hace falta seguir las más básicas normas de comportamiento y que además de EEUU y la OTAN, en el mundo hay otras fuerzas que deben respetarse".

    La idea de la ‘amenaza rusa' la promueve no solo EEUU, sino también Polonia y los países bálticos que intentan influir en la actividad de la OTAN. El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, declaró que "nuestros vecinos bálticos tienen una mentalidad rusófoba" e "intentan ‘elegir la música' en la Unión Europea".

    El columnista ruso opina que si estos países dejaran de promover la propaganda antirrusa, simplemente quedarían olvidados. Pero el autor reconoce que sus esfuerzos tienen cierto éxito, ya que la presencia de la OTAN en la zona sigue creciendo. Sin embargo, está situación puede resultar peligrosa también para los países bálticos.

    Tema: OTAN incrementa su presencia en Europa

    "¿Acaso las autoridades de estos países no se dan cuenta de que en caso de un conflicto, su territorio será el primero en ser atacado?", concluye Ivanov.

    Además:

    OTAN: Rusia es una amenaza de largo plazo a intereses de EEUU
    El Kremlin duda que la OTAN no amenace a Rusia
    "Las acciones de la OTAN en Europa dañan la seguridad"
    Etiquetas:
    amenaza, política, seguridad, OTAN, Países bálticos, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook