Widgets Magazine
21:34 GMT +320 Septiembre 2019
En directo
    Militantes del Estado Islámico

    A las jóvenes que se unen al EI les prometen los "jardines del Paraíso"

    © YouTube / Screenshot
    Mundo
    URL corto
    Lucha contra el Estado Islámico (734)
    0 37
    Síguenos en

    Unas 400 personas han abandonado en los últimos tiempos Chechenia para unirse al Estado Islámico (EI), entre ellas se encuentran mujeres y chicas casi adolescentes, según revela el Ministerio del Interior de Rusia.

    Una parte de los que se une al movimiento extremista perece en Siria, pero otra parte vuelve a su lugar de origen en un intento de reclutar nuevos combatientes y "novias" para aquellos que se han alistado ya en las filas del EI.

    El caso de la estudiante de la Universidad Estatal de Moscú, Varvara Karaúlova, de solo 19 años, que fue rescatada en Turquía, ya a punto de cruzar la frontera con Siria, ha escandalizado la sociedad rusa e internacional y ha provocado el interés del corresponsal de RIA Novosti por descifrar el enigma de cómo logran cautivar los reclutadores a las jóvenes y cómo luchan contra el fenómeno en Chechenia.

    "Hace cerca de un mes me llamó en medio de la noche un hombre desconocido y me pidió que le ayudara a encontrar a su sobrina, a quien 'se la habían llevado a un lugar desconocido'. Enseguida comencé a llamar a todos los números que conozco para encontrar a la desaparecida", cuenta a nuestro corresponsal Jeda Sarátova, miembro del Consejo Presidencial de Chechenia.

    Sarátova, que sigue de cerca el tema de las "fugitivas del EI", cuenta que la chica de 17 años y sus dos acompañantes, otras chechenas jóvenes, fueron encontradas en unos minutos en una comisaría de la policía de Grozni, a donde las habían llevado después de recibir la información operativa de que en los próximos días las tres se disponían a partir a Siria.

    Los pasaportes de las fugitivas y sus billetes de avión estaban listos y por ellos habían pagado ciertos "patrocinadores" anónimos.

    "Cuando llegué a la estación de policía a las tres de la madrugada, allí se encontraban tres chicas de 17 a 22 años, vestidas de negro y con pañuelos del mismo color en la cabeza, sus rostros eran impenetrables como los de unos zombi", señala Sarátova.

    La defensora de DDHH, que logró comunicarse con una de las detenidas, afirma que la chica solo conocía el nombre de su futuro marido.

    El viceministro del Interior de Chechenia, Apti Alaudínov, destaca que en la región se realiza un trabajo constante para evitar que nuevos jóvenes de Chechenia nutran las filas del EI.

    "Poseemos información de los contactos, los canales de partida, llegada, los traslados, muchas veces la gente nos pide ayuda y les ayudamos a para hacer retornar a sus hijos, un papel fundamental en esa labor lo ejercen los líderes religiosos", dijo Alaudínov al corresponsal de RIA Nóvosti.

    El viceministro subrayó que los chechenos son reclutados ante todo a través de las redes sociales, y resulta más fácil atraer a personas de menor edad, pues su mente es como una tabula rasa.

    Alaudínov destacó que se ha logrado devolver a sus hogares a algunos jóvenes y añadió que cada vez más habitantes de otras regiones de Rusia piden ayuda para lograr recuperar a sus parientes fugitivos.

    "Tratamos de ayudarles en la medida de nuestras posibilidades", señaló.

    Según datos del Ministerio del Interior de Rusia, desde el inicio de las hostilidades en Siria unos 405 chechenos partieron a ese país, de los cuales 104 han perdido la vida, mientras 44 han vuelto a la región.

    En Chechenia se han abierto 88 casos penales al respecto, hay personas que recibieron condenas e incluso ya han sido puestos en libertad tras cumplir su plazo en prisión.

    Las jóvenes, reclutadas por una mujer que fue arrestada acto seguido, aseguraban que querían unirse al EI para "seguir la ley islámica", algo que podían hacer fácilmente en la propia Chechenia, sin tener que abandonar sus hogares.

    A las chicas se les prometía un lugar en los jardines del Paraíso al final de su vida terrenal.

    En total el grupo que planeaba viajar a Siria contaba junto con la reclutadora con cinco mujeres jóvenes, todas ellas dotadas de un "novio virtual" con el que debían reunirse al llegar al lugar.

    Actualmente la policía lleva a cabo una labor de profilaxis en la que participan sus padres y líderes religiosos.

    Tema:
    Lucha contra el Estado Islámico (734)

    Además:

    La autora del ataque de Estambul fue viuda de un combatiente checheno del Estado Islámico
    El virus del EI acecha a Rusia
    Varios jefes guerrilleros del Cáucaso ruso han jurado lealtad al EI
    Etiquetas:
    Daesh, islamismo, Varvara Karaúlova, Apti Alaudínov, Jeda Sarátova, Chechenia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik