06:47 GMT25 Septiembre 2020
En directo
    Mundo
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    El aumento del extremismo religioso en Oriente Próximo y el Norte de África es resultado de la política imprevisora de varios países occidentales, declaró el jefe de la Administración del Kremlin, Serguéi Ivanov.

    "Se trata de un brusco aumento del extremismo religioso que resultó en gran medida de la política imprevisora, para calificarla de manera diplomática, de los países occidentales", dijo al intervenir en el consejo presidencial para relaciones con las organizaciones religiosas.

    Agregó que esa política provocó en particular el surgimiento del Estado Islámico.

    Ivanov señaló que las minorías religiosas de Oriente –alauitas, drusos, yazidíes y cristianos– se encuentran en una situación muy vulnerable: centenares de sus templos fueron destruidos y cientos de miles de creyentes tuvieron que huir. Agregó que también sufren los musulmanes moderados.

    Según Ivanov, las intervenciones extranjeras son la causa de la discriminación religiosa en varias regiones del mundo.

    "Esta situación en Oriente Próximo y en Ucrania hubiera sido imposible si desde el inicio todos los problemas sociales y políticas se hubieran resuelto a través del diálogo, sin intervenciones extranjeras, y Rusia siempre apoyó y apoyará esos métodos", recalcó.

    Además:

    El embajador de Siria en Rusia afirma que Occidente apoya a los terroristas
    Rusia y Occidente se alian contra el terrorismo islámico
    Conservadores británicos lanzan una estrategia contra el extremismo político y religioso
    Líder kurdo califica de insuficiente la ayuda occidental para combatir al Estado Islámico
    Occidente no hizo caso a tiempo del Estado Islámico, opina exministra griega de Exteriores
    Etiquetas:
    Daesh, Serguéi Ivanov, Oriente Próximo, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook