En directo
    Mundo
    URL corto
    Desaparición de estudiantes en México (201)
    0 0 0
    Síguenos en

    La identificación de uno de los 43 estudiantes secuestrados por policías y narcos en el estado de Guerrero, al sur de México, fue confirmada este domingo por el procurador general, Jesús Murillo.

    La identificación de uno de los 43 estudiantes secuestrados por policías y narcos confabulados por orden de un alcalde, en el conflictivo estado de Guerrero, al sur de México, fue confirmada este domingo por el procurador general, Jesús Murillo.

    El procurador dijo en conferencia de prensa que, con base en los estudios forenses de la Universidad de Innsbruck, Austria, se identificó a la víctima como Alexander Mora Venancio, de 19 años, como uno de los 43 estudiantes de la escuela rural de maestros de Ayotzinapa, desaparecidos la noche del 23 de septiembre pasada.

    Una muestra de los despojos "corresponde a un varón, y es al menos un billón de veces más probable que se trate del hijo biológico de Ezequiel Mora Chávez, así como hermano biológico de Omar Mora Venancio y de Hugo Mora Venancio (hermanos), en comparación con los de cualquier otro individuo no relacionado", dice el informe leído por el procurador federal.

    "Esta prueba científica –dijo Murillo- confirma que los restos encontrados en una de las escenas del crimen, coincide con la evidencia de la investigación y con la declaración de los (tres) detenidos", sicarios del grupo narcotraficante Guerreros Unidos, quienes han confesado que la policía de Iguala les entregó a los jóvenes, a quienes asesinaron.

    © REUTERS / Carlos Jasso
    Imágenes de restos encontrados cerca de Iguala

    Esa pieza del caso que ha causado la peor crisis política del presidente Enrique Peña, también coincide con la versión adelantada a esta agencia por el padre Alejandro Solalinde, pocas semanas después de la masacre y antes que cualquier otra revelación, con base en confesiones testigos.

    La identificación corresponde a una de las 17 muestras de restos recuperados de un basurero del pueblo de Cocula, vecino de la ciudad de Iguala (200 km al sur) donde dos autobuses repletos de estudiantes fueron atacados la noche del 26 de septiembre pasado, con saldo de seis muertos, 20 heridos y 43 secuestrados.

    Los padres de los estudiantes fueron informados antes por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) que colabora en su representación en la identificación, y aceptaron el dramático resultado.

    Los sicarios confesaron en los interrogatorios que asesinaron a los jóvenes en el basurero de Cocula, limítrofe con Iguala, los quemaron durante 16 horas, los desmembraron y lanzaron sus restos en ocho bolsas, de las cuales dos fueron recuperados por los investigadores, y enviados al laboratorio de Austria, según las pesquisas.

    Murillo dijo que las investigaciones continuarán hasta arrestar y juzgar "con certeza" a todos los responsables, pero no dijo hasta qué nivel investigaría hacia arriba de la línea de mando.

    Hasta la fecha el funcionario de mayor rango acusado es el alcalde de Iguala, José Luis Abarca (postulado por el PRD, centroizquierda), en prisión junto con su esposa.

    Un total de 80 personas han sido detenidas y consignadas por la justicia pero aún son buscadas 11 acusados más, dijo el procurador.

    "Hoy es un día nublado y triste, pero este crimen de Estado no va a quedar impune (…) A partir de hoy desconocemos al gobierno de Enrique Peña Nieto por asesino", dijo el padre de uno de los jóvenes desaparecidos, Felipe de la Cruz en una acto público en el Monumento a la Revolución, la tarde del sábado.

    "Que nos escuche bien el Presidente: podrán venir los días de vacaciones para aquellos que no sienten dolor, pero no habrá descanso para el gobierno. Si no hay Navidad para nosotros, tampoco para el gobierno", advirtió el indignado padre, entre gritos de "¡Fuera Peña!".

    © REUTERS / Jorge Dan Lopez
    Padre de Alejandro Mora Venancio, Ezequiel Mora, delante de altar con fotos de su hijo

    "La lucha de los padres es la búsqueda de toda la verdad y la justicia", dijo por su parte a Sputnik, Abel Barrera asesor legal de los familiares.

    La noticia "genera incertidumbre y un sentimiento de tristeza, la posibilidad de esperar más resultados fatales, pero se mantiene viva la esperanza de que los demás sigan vivos", dijo el abogado humanitario.

    Tema:
    Desaparición de estudiantes en México (201)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik