Widgets Magazine
En directo
    Sequía en Brasil

    El gobernador Sao Paulo estudia multar a quienes derrochen agua

    © REUTERS / Nacho Doce
    Mundo
    URL corto
    0 10

    El gobernador del estado brasileño de Sao Paulo por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Geraldo Alckim, anunció este martes que las autoridades podrían comenzar a multar a aquellos usuarios que se excedan en el uso de agua potable.

    El gobernador del estado brasileño de Sao Paulo por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Geraldo Alckim, anunció este martes que las autoridades podrían comenzar a multar a aquellos usuarios que se excedan en el uso de agua potable.

    Así se expresó tras la inauguración de las obras de ampliación del sistema de captación de Guarapiranga, que aumentará el suministro en 15.000 litros por segundo, gracias a un sistema de ultrafiltración, con un coste total del 152,1 millones de reales (unos 59 millones de dólares).

    "Pronto las aguas del río Guarapiranga ayudarán al sistema Cantareira", declaró Alckmin en referencia a que la reutilización de las aguas filtradas permitirá a 300.000 personas del estado de Sao Paulo, el más poblado de Brasil con 41 millones de habitantes, abastecerse sin tener que recurrir al agotado sistema Cantareira.

    En concreto, debido a la situación extrema por el que el principal sistema de abastecimiento de la ciudad de Sao Paulo atraviesa, Cantareira funciona con nivel de reserva de apenas el 8,5% de su capacidad, la Agencia Reguladora de Saneamiento y Enegía de Sao Paulo (ARSESP) estudia incrementar considerablemente la factura de quienes sobrepasen cierta cuota.

    Sin embargo, a pesar de posicionarse a favor de la medida, Alckmin evitó utilizar la palabra "multa" para el de incremento en las facturas de los derrochadores y llamó a la posible medida como un "plus" y recordó que "todavía no ha sido decidido".

    En medio de la peor sequía en 80 años, la mala gestión sobre la empresa de suministro municipal, Sabesp, podría pasar factura al recientemente reelecto gobernador, Geraldo Alckim. quien como miembro del partido de la oposición criticó agriamente la gestión de Dilma Rousseff, sin embargo, el hecho de que las ciudades de esta zona del país que no dependen de empresas públicas, como Guarulhos o Itú, hicieran políticas de racionamiento acertado han puesto a Alckmin en una situación comprometida.

    Aplicar multas a una población que enfrenta los efectos de la elevada inflación, que en la actualidad se sitúa en torno al 6,5%, y los primeros efectos del escaso crecimiento económico podría significar un fuerte deterioro en la imagen del PSDB, principal partido de la oposición y cuyo candidato, Aécio Neves, fue el gran derrotado en las presidenciales del pasado mes de octubre.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik