12:07 GMT +323 Septiembre 2017
En directo
    Mundo

    Israel revoca residencia en Jerusalén a esposa de uno de los palestinos que atacó sinagoga

    Mundo
    URL corto
    Conflicto en Oriente Próximo (1471)
    0 10 0 0

    El ministerio del Interior israelí ha revocado hoy el permiso de residencia de Nadia Abu Jamal, la esposa de uno de los dos palestinos que mató a cuatro rabinos y un policía en el ataque a una sinagoga del barrio de Har Nof, en Jerusalén, el 18 de noviembre.

    El ministerio del Interior israelí ha revocado hoy el permiso de residencia de Nadia Abu Jamal, la esposa de uno de los dos palestinos que mató a cuatro rabinos y un policía en el ataque a una sinagoga del barrio de Har Nof, en Jerusalén, el 18 de noviembre.

    Abu Jamal reside en Jerusalén este, que es territorio palestino pero está ocupado por Israel desde 1967. Posteriormente, Israel se anexionó esta parte de la ciudad por lo que son las autoridades israelíes las que la controlan.

    “Todo el que esté implicado en el terror tiene que tener en cuenta los efectos que sus acciones pueden tener en los miembros de su familia”, ha dicho el ministro del Interior israelí, Gilad Erdan.

    Nadia Abu Jamal podía vivir en Jerusalén porque a su marido, Ghassan Abu Jamal, le concedieron la reunificación familiar, que muchos palestinos no obtienen. La mujer no podrá recibir ningún beneficio económico ni social del estado.

    El domingo pasado, Erdan revocó la residencia permanente de Mahmud Nadi, el palestino que condujo al suicida que cometió un ataque en la discoteca Dolphinarium de Tel Aviv y mató a 21 personas en 2001.

    El 6 de noviembre, el diputado del Parlamento israelí Shimon Ohayon, de Israel Beitenu, presentó una ley para revocar la ciudadanía de los que cometan ataques.

    “La lucha contra el terrorismo tiene que ser amplia y extensa. Es absurdo que uno continúe teniendo los derechos de un ciudadano israelí si nos quiere matar o causarnos daño”, dijo Ohayon.

    Tema:
    Conflicto en Oriente Próximo (1471)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik