16:51 GMT +321 Septiembre 2017
En directo
    Mundo

    El presidente de Israel, contrario a declarar al país Estado-nación del pueblo judío

    Mundo
    URL corto
    Conflicto en Oriente Próximo (1471)
    0 26 0 0

    El presidente de Israel, Reuven Rivlin, se ha manifestado en contra de la ley que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quiere impulsar para definir a Israel como el Estado-nación del pueblo judío.

    El presidente de Israel, Reuven Rivlin, se ha manifestado en contra de la ley que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quiere impulsar para definir a Israel como el Estado-nación del pueblo judío.

    Rivlin ha dicho que la Declaración por la que se establece el Estado de Israel "en su gran sabiduría insiste en que los árabes en Israel no se sientan como los judíos de sentían en la diáspora".

    El fiscal general del Estado, Yehuda Weinstein, ha expresado en numerosas ocasiones su oposición al proyecto de ley presentado por diputados de la Knesset (Parlamento israelí) de derecha y ultraderecha.

    La propuesta –fusión de dos textos– fue aprobada hace unos días por el Gobierno israelí con la oposición de los partidos de centro que integran la coalición de gobierno.

    Netanyahu tiene previsto presentar una versión final de la ley en la que se supone que rebajará el contenido más extremo para que los diputados la voten en el Parlamento el miércoles que viene.

    El proyecto está causando un pequeño terremoto en la coalición de gobierno. El ministro de Finanzas, Yair Lapid, que lidera el partido Yesh Atid (Hay Futuro) no apoyará la ley si no incluye la palabra "igualdad" para todos los ciudadanos de Israel, sean o no judíos.

    Tampoco está dispuesta a dar el visto bueno al texto la ministra de Justicia, Tzipi Livni, que también exige que la ley subraye la igualdad para todos los ciudadanos y que predomine el carácter democrático de Israel por encima del carácter judío.

    En una conferencia que reunió ayer a fiscales en la localidad de Eilat (sur de Israel), Rivlin dijo que "la Declaración de Independencia (…) une dos componentes del Estado y lo define como judío y democrático, democrático y judío".

    Según el presidente, los dos términos tienen que mantenerse unidos pero la nueva ley puede comportar contradicciones entre los dos principios. Rivlin señaló que se oponía al texto actual, pero que incluso uno reformado será problemático.

    Rivlin indicó que el uso del término "minoría" respecto a los árabes de Israel, "cuando cerca de un cuarto de los ciudadanos de primera generación son árabes y una quinta parte son judíos ultraortodoxos puede resultar negativo".

    Para Rivlin, tanto los árabes como los judíos ultraortodoxos son "ciudadanos, carne de la carne de esta tierra, que es su hogar".

    Tema:
    Conflicto en Oriente Próximo (1471)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik